Uñas acrílicas

Octubre 2017

Unas uñas acrílicas bonitas, largas y cuidadas son sinónimo de feminidad y además están de moda. Aprende a colocarlas, a retirarlas y evita los principales inconvenientes vinculados a su uso.


Tipos de uñas postizas

Existen distintos tipos de uñas postizas: de gel, acrílicas y de porcelana.

Las uñas acrílicas pueden cubrir toda la uña o solo la punta superior de la misma, en función del gusto personal de cada mujer.

En los años 70 empezó a generalizarse el uso de las uñas acrílicas. Todos los salones de belleza ofrecían a sus clientes la posibilidad de ponerse este tipo de uñas postizas. Fue así como la industria floreciente de las uñas postizas empezó a abrirse paso con mucha fuerza en el sector de la moda.

Qué debes saber antes de ponerte uñas acrílicas

Colocar unas uñas postizas requiere cierta maestría y el tipo de pegamento que se emplea para pegar la uña acrílica a la uña natural provoca unos olores muy fuertes, por eso se desaconseja hacerse las uñas acrílicas a una misma sino que debería dejarse a manos de los profesionales.


Pero si decides ponerte las uñas en casa puedes comprar un kit de uñas acrílicas en alguna tienda de cosmética o por internet.

Cómo ponerse unas uñas acrílicas

Empieza por preparar tus uñas naturales para que las acrílicas se adhieran bien a ellas. No debes saltarte este paso si quieres que tus uñas postizas se mantengan pegadas a la uña natural durante varias semanas.


Lava tus manos, sécalas y corta las uñas todo lo que puedas pero con mucha delicadeza. Luego utiliza una lima suave para quitar el brillo de las uñas. Por último, arregla tus cutículas tirándolas suavemente hacia atrás.

A continuación, aplica una gota de pegamento sobre cada una de tus uñas naturales y coloca encima las uñas acrílicas. Ajústalas correctamente a la superficie de las uñas naturales antes de que el pegamento se seque. Comprueba que se hayan adherido bien. Después, corta y lima la uña acrílica para que tomen la forma de tus uñas naturales y dales el largo adecuado.

La lima y el esmalte le darán el toque natural y un lindo aspecto a las uñas acrílicas. Procura darles la forma adecuada y cambia el color del esmalte a menudo.

Cómo lograr que las uñas acrílicas duren más tiempo

Si quieres que tus uñas acrílicas duren más tiempo deberás utilizar guantes de goma cuando limpies la casa o laves los platos, por ejemplo. Esto evitará que se rompan o se despeguen antes de tiempo.


Puesto que tus uñas naturales seguirán creciendo debajo de las uñas acrílicas, cada dos o tres emanas acude a tu salón de manicura para que rellene el área y retoque el diseño.

Cómo retirar las uñas acrílicas

Para retirar las uñas acrílicas, aplica abundante acetona a tus uñas con un algodón hasta que se despeguen.

Cuáles son los peligros de las uñas acrílicas

Los componentes químicos empleados en su fabricación (resinas o formaldehídos, entre otros), pueden provocar ardor, dolor, alergias e incluso inflamar la uña natural y hacer que se desprenda del dedo. Las uñas naturales no vuelven a crecer si se ha destruido la matriz.

Algunos salones emplean metracrilato de metilo para pegar las uñas. Este compuesto es tóxico para el pulmón cuando se inhala si el salón de manicura no está bien ventilado.

Tampoco se deben secar las uñas con un secador porque en la colocación se emplean sustancias que pueden ser inflamables al contacto con el calor.

Asimismo, ciertos centros de estética no esterilizan ni limpian los instrumentos y materiales empleados una vez que terminan de colocar las uñas, lo cual favorece la transmisión de enfermedades como los hongos. Lleva tu propia lima de uñas, ya que este elemento no se puede esterilizar debido a su composición.

Atención también con las esteticistas que no usan guantes de látex. Si se produce algún corte o herida en las manos podría contagiarte por contacto enfermedades de diverso calibre.

No permitas que recorten o empujen excesivamente las cutículas hacia atrás. No olvides que son una barrera natural para evitar el paso de infecciones y microorganismos dañinos.

Como las uñas acrílicas son totalmente rígidas podemos padecer de oncolosis ante cualquier golpe, por leve que sea. Esto quiere decir que se desprenderá la uña de plástico y con ella la uña natural.

Las uñas acrílicas favorecen las infecciones al acumularse bacterias y suciedad entre la uña natural y la postiza.

¿Las uñas acrílicas dañan las uñas naturales?

En general, las uñas acrílicas no dañan las uñas naturales cuando han sido colocadas correctamente por un profesional.


Sin embargo, cuando la uña acrílica se daña o las uñas naturales crecen dejan un espacio vacío entre la uña acrílica y la uña natural propicio a la acumulación de suciedad y bacterias que pueden desencadenar una infección en la uña. Los signos de una infección en la uña pueden ser enrojecimiento, hinchazón y pus. Dicha infección también puede ocurrir si las uñas acrílicas son demasiado largas o rígidas o se han aplicado con herramientas no homologadas.

Foto: © Pixabay.
Publicado por CaminoCCMSalud. Última actualización: 27 de septiembre de 2016 a las 16:13 por CaminoCCMSalud.
El documento «Uñas acrílicas» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.