Comida sana

Octubre 2017

No necesitas cocinar toda la mañana para preparar algo rápido, nutritivo y saludable. Los platos que te proponemos a continuación están listos en menos de treinta minutos.


Recetas de comida sana y rápida

Para el aperitivo, opta por unos pulpitos con aceitunas y menta. Es una receta mediterránea, barata (tres euros por persona) y sabrosa con tan solo 290 calorías.

El tartar de salmón es un plato fácil de preparar que sorprenderá a tus comensales. Esta comida es tan recomendable para tu bolsillo - tres euros por persona- como para tu silueta puesto que solo aporta 300 calorías.

Si eres de los que prefiere la carne al pescado, incluye en tu menú unas chuletitas de cerdo a la plancha. Un plato con solo 260 calorías perfecto para los días más fríos de invierno. El precio por persona de esta comida es de dos euros.

Como postre, toma unas deliciosas fresas con nata y arándanos a un precio de un euro por persona con 260 calorías.

Comida sana para adelgazar

La comida baja en calorías puede ser tan sabrosa como una buena pizza o la mejor hamburguesa.

Para abrir el apetito, prepara unos canapés de tofu y pimiento. Es una receta nutritiva que aporta 270 calorías. Este plato solo te costará un euro y está listo en tan solo veinte minutos.

Prepara un revuelto de judías verdes y guisantes y de postre toma un yogur.
Aunque puedes emplear verduras congeladas para no tener que lavarlas y trocearlas, la mejor opción es hacerlo con verdura fresca y de temporada. Primero, rehoga las judías verdes y los guisantes a fuego lento hasta que estén tiernos. Añade un huevo batido y remueve hasta que se cuaje. El huevo contiene proteínas de alto valor biológico y vitaminas B1, B2, B12, ácido fólico y vitamina A. Las verduras aportan minerales, fibra y vitaminas. El yogur es una fuente de calcio, un mineral esencial para el organismo.

El sushi es un plato divertido y equilibrado (230 calorías) con un toque exótico. La combinación de sabores y de ingredientes del sushi resulta perfecta tanto para la comida como para la cena. El precio de este plato se sitúa alrededor de los tres euros por persona. Para ello necesitarás 200 g de merluza congelada, 200 g de salmón, azúcar, eneldo, dos cucharadas de vinagre, pimienta en grano, perejil, agua y un chorrito de vodka.

Si te has quedado con hambre, opta por unas milhojas crujientes de yuca y verduras. Con un aporte de 260 calorías, este delicioso plato te ayudará a mantener la línea.

Comida sana y barata

La clave para comer sano y barato reside en privilegiar la fruta, verdura, carne y pescado local y de temporada.


Para abrir el apetito, prepara unos dip de tomate y queso. Ya sea como plato o tapa, este dip no pondrá en peligro tu bolsillo. El precio de este plato es de uno a dos euros por persona y aporta 280 calorías.

Las manzanas gratinadas al horno son una auténtica delicia para los más sibaritas a tan solo un euro por persona. Este plato aporta 253 calorias.

Comidas sanas y ricas

La jugosa lasaña de calabacín con pavo y puré de patata siempre es una buena opción. Las capas de calabacín sustituyen a la tradicional pasta de la lasaña. Corta el calabacín en rodajas y cocínalo a la plancha con un poco de aceite. Coloca en un plato unas cuantas rodajas, cúbrelas con tomate natural y unos trocitos de pavo y coloca encima otra capa de calabacín. Sirve la lasaña con puré de patata y completa tu menú con una pera.

El calabacín es rico en ácido fólico y vitamina A. También contiene fibra necesaria para combatir el estreñimiento. El pavo aporta proteínas bajas en grasa y la pera, con su alto contenido en fibra y minerales como el potasio, ayuda en la formación de los huesos y de los dientes y es esencial para el buen funcionamiento de los músculos.

El sándwich de pollo es un plato ideal para cualquier momento del día y época del año. Tu cuerpo y tu bolsillo te lo agradecerán ya que este menú solo aporta 200 calorías y cuesta alrededor de dos euros. Necesitarás pan de molde integral, una pechuga de pollo, aceite de oliva, tomates cherry, dos cucharadas de mayonesa, una cucharada de salsa barbacoa, un pepino, una cucharada de miel, una cucharada de mostaza, media lechuga, una zanahoria y un poco de ketchup.

Primero, lava, escurre y corta en trozos pequeños la lechuga y agrega la mayonesa. A continuación, mezcla la miel, la mostaza, la salsa barbacoa, el ketchup y el aceite de oliva. Salpimienta la pechuga de pollo y embadúrnala con la mezcla de salsas. Por otra parte, asa la pechuga de pollo en la parrilla hasta que se dore.

Después, corta las rebanadas de pan en dos rectángulos y unta el pan con la crema de lechuga. Corta la pechuga y los tomates en rodajas finas y colócalos encima del pan. Pela la zanahoria y córtala en forma de bastones junto al pepino. por último, coloca y tapa con otra rebanada untada en crema de lechuga.

El gazpacho de bogavante, además de ser un plato refrescante ideal para los días de calor, también uno de los más sanos. Deleitarte con esta sopa fría de marisco solo te costará cinco euros. No necesitarás más de 30 minutos para prepararlo y solo aporta 240 calorías.

Comidas ricas y sanas para niños

Crema de verduras, pechuga de pollo y manzana. Para preparar la crema necesitas zanahoria, judías verdes, guisantes y una patata cortada en trozos pequeños. Ponlas en una cazuela y cúbrelas de agua y déjalas cocer durante veinte minutos. Cuando la patata esté cocida, añade un chorrito de aceite de oliva y tritúralo todo muy bien. Como segundo plato, prepara una pechuga de pollo a la plancha. Cómo postre ofrece a tu hijo una manzana.

La patata proporciona energía, la pechuga de pollo contiene proteínas de alto valor biológico y las verduras, muchas vitaminas y fibra. La manzana es una de las frutas más completas que existen, porque además de vitaminas y fibra, contiene aminoácidos importantes para el funcionamiento de los músculos.

Crema de lechuga, croquetas de pescado con puré de patata y plátano. Para la crema necesitas media lechuga, un puerro y una patata. Pon todas las verduras en una cacerola y añade un chorrito de aceite, medio vaso de leche y un litro de caldo de carne casero. Cuando estén cocidas, tritúralas y elimina todos los filamentos del puerro. Para elaborar las croquetas elige un filete de pescado sin espinas, cuécelo, desmenúzalo y mézclalo con una bechamel espesa; deja que se enfríe, haz pequeñas bolitas, pásalas por huevo y pan rallado y deja que se dore el el horno. Si horneas las croquetas en lugar de freírlas, obtendrás un plato más ligero. Recuerda servir las croquetas con puré de patata y como postre, ofrécele un plátano.

La lechuga contiene antioxidantes (ácido fólico) y vitaminas C, E que le ayudan a crecer y previenen estados de anemia. Las croquetas aportan proteínas y el puré de patata proporciona hidratos de carbono al igual que el plátano, que además es rico en potasio y el magnesio, dos minerales que proporcionan energía y mejoran el trabajo muscular.

Foto: © Subbotina Anna - Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por CaminoCCMSalud. Última actualización: 1 de octubre de 2016 a las 20:08 por CaminoCCMSalud.
El documento «Comida sana » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.