Cómo controlar la presión arterial baja

Agosto 2017

Causas, principales síntomas de la presión arterial baja y formas de estabilizarla.


Qué significa tener la presión arterial baja

La hipotensión hace referencia a la disminución de la presión arterial por debajo de los niveles normales de 90 mm Hg para el número superior (presión sistólica).

A diferencia de la hipertensión arterial, la hipotensión no tiene un valor límite.

Qué causa la hipotensión o presión arterial baja

La hipotensión arterial o presión arterial baja es la disminución de la presión sanguínea como consecuencia de una disminución de la cantidad de sangre bombeada por el corazón, lo cual provoca una caída de la presión arterial.

Cuáles son los síntomas de la presión arterial baja

La disminución de la presión arterial puede provocar mareos, cansancio y manos y pies fríos. Salvo estos síntomas, la hipotensión no afecta negativamente a la salud. De hecho, la esperanza de vida de las personas hipotensas es mayor y tienen menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.


Ahora bien, las personas propensas a padecer hipotensión pueden llegar a desmayarse o caerse porque la cantidad de sangre que llega al cerebro es menor, de modo que también recibe menos oxígeno. Por lo tanto, una tensión demasiado baja da lugar a trastornos visuales (visión borrosa) y zumbidos en los oídos.

Cómo actuar ante una bajada de tensión o presión arterial

En cuanto notes las primeras señales de una bajada de tensión (mareos, desmayos, sudores fríos), túmbate rápidamente con las piernas hacia arriba a una altura de 45º para que la sangre vuelva a fluir por el tronco y llegue más riego al cerebro.


La hipotensión puede tratarse con procedimientos generales y medicamentos. De todos modos, siempre es aconsejable dar preferencia a los procedimientos generales a menos que no supongan una mejoría.

Cómo estabilizar la presión baja

Para prevenir las bajadas de presión arterial se recomienda practicar deporte con frecuencia y seguir una dieta rica en sal. Montar en bicicleta, dar largos paseos, salir de excursión, bailar, hacer gimnasia y nadar puede ser muy beneficioso para la salud.

También se aconseja aumentar la ingestión de líquidos y tomar, como mínimo, entre dos y tres litros de agua mineral rica en sodio, infusiones de hierbas y frutas, zumos de frutas y verduras. Tomar café y té negro temporalmente también puede ser beneficioso.

Cuando tomes una ducha, intercala agua caliente y fría y termina de enjuagarte con agua fría. Date masajes circulares desde dentro hacia afuera en la zona del corazón con un cepillo de masaje y por la noche no duermas en posición horizontal sino semiincorporada (emplea una almohada).

En casos graves de venas varicosas, emplea medias de protección o envuelve las piernas con vendas elásticas.

Por último, evita la fatiga y el sobrepeso y practica técnicas de relajación para superar mejor las situaciones de estrés.

Cómo controlar la presión arterial baja

Si la presión arterial baja es constante o padeces hipotensión primaria, el tratamiento con medicamentos suele ser menos efectivo que los procedimientos generales.


Pero si las molestias persisten será necesario seguir un tratamiento con medicamentos de tipo mineral-corticoides (fludrocortisona), derivados de la ergotamina (dihidroergotamina) o los simpaticomiméticos (etilefrina). El tipo de medicamento dependerá, entre otras cosas, de las causas que originan la baja presión.

Qué debes comer cuando tienes la presión baja

Las personas hipotensas deben desayunar correctamente y tomar alimentos nutritivos, pues el ayuno prolongado favorece las bajadas de tensión.

Se aconseja incorporar a la dieta diaria bebidas con cafeína que sean saludables, por ejemplo, el café y el té, especialmente en el desayuno. La cafeína aumenta la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

El chocolate, rico en teobromina, también es una buena alternativa para subir la presión arterial pues mejora la frecuencia cardiaca. Escoge el chocolate negro porque contiene más cacao y es más saludable. Incluye en tu dieta sal y bebe abundante líquido.

Los embutidos bajos en grasa como el pavo, quesos curados y alimentos en conserva como las aceitunas, los pepinillos o los berberechos pueden ser muy beneficiosos.

El regaliz ayuda a mantener la presión arterial estable. Puedes tomarlo en infusiones, especialmente en los días de mayor riesgo (días calurosos) y también se recomienda añadir romero a la carne durante la cocción.

Qué hacer cuando se tiene la presión arterial baja durante el embarazo

La tensión baja durante el embarazo es menos preocupante que la hipertensión pero cuando produce cansancio y mareos, no deja de ser una molestia para la embarazada.


La presión arterial por debajo de 9/6 no pone en riesgo la salud de la futura mamá siempre que no se deba a una enfermedad ni a un sangrado abundante. Puede presentarse en forma de palpitaciones, mareos o una constante sensación de cansancio.

Descartadas enfermedades y hemorragias, el principal motivo de una tensión anormalmente baja al principio del embarazo son los cambios hormonales.

Otra de las causas posibles es que el desarrollo de la placenta influya en la resistencia que tiene la circulación sanguínea y disminuya la tensión. Cuando la embarazada se coloca en posición supina (acostada sobre su espalda) durante el tercer trimestre de la gestación, su útero puede llegar a comprimir los vasos sanguíneos de la pelvis y disminuir la cantidad de sangre que llega al corazón. Este tipo de hipotensión se denomina hipotensión supina y se corrige colocándose de lado.

Para prevenir las consecuencias de la hipotensión durante el embarazo, es importante huir del calor excesivo y evitar permanecer demasiado tiempo de pie o tumbarse boca arriba (particularmente al final de embarazo).

Además, la mujer debe hidratarse mucho y beber, al menos, dos litros de agua cada día. Son las mejores medidas ya que no existe ningún fármaco para subir la tensión.

Foto: © David Orcea - Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 12 de noviembre de 2016 a las 14:00 por CaminoCCMSalud.
El documento «Cómo controlar la presión arterial baja» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.