Haz una pregunta »

Pesadillas - ¿Como no tener pesadillas?

Junio 2015


Es un sueño que ocurre durante el acto de dormir y que provoca sentimientos de miedo, terror, angustia o ansiedad. Se acompañan a menudo de sensación de opresión en el tórax y dificultad para respirar. Las pesadillas generalmente se presentan en la segunda parte de la noche y despiertan a la persona, quien es capaz de recordar el contenido del sueño. Generalmente, cuando el individuo se despierta después de haber tenido una pesadilla, no vuelve a experimentarla al dormirse nuevamente. Casi todos hemos tenido a lo largo de nuestra vida un sueño que nos ha provocado ansiedad o miedo.

Son más frecuentes en los niños


Las pesadillas son más frecuentes entre los 4 y los 12 años. Se vuelven menos frecuentes hacia la edad adulta. Alrededor del 50% de los adultos tienen pesadillas en alguna ocasión. Son más frecuentes en las mujeres que en los hombres.

¿Cuándo se suelen tener pesadillas?


Normalmente, durante la noche, entramos en dos estados distintos de sueño. El primer estado se conoce como sueño con ondas lentas. Al cabo de unos 90 minutos normalmente entramos en la segunda fase llamada REM (sueño con movimientos rápidos de los ojos).

El resto de la noche alternamos entre estos dos estados. La mayoría de pesadillas aparecen durante la fase REM. Solo un 4% de las pesadillas aparecen durante la fase de ondas lentas y son conocidas como "terrores nocturnos". Las personas no suelen recordar el contenido de estas pesadillas. Tal vez se despiertan sudando o gritando, y sin embargo son incapaces de saber qué es lo que han soñado.

¿Por qué tenemos pesadillas?


Según los expertos, las personas tienen pesadillas por uno de los siguientes motivos: La ansiedad y el estrés son las causas más comunes de pesadillas. Casi siempre ha pasado algo importante en la vida antes de la pesadilla.
  • un estado emocional débil.
  • un trauma emocional, estrés.
  • un recuerdo - consciente o subconsciente - de un acontecimiento traumático.
  • un factor externo (por ejemplo, el ruido que hace la calefacción o aire acondicionado al apagarse todas las noches) del que las personas no son conscientes pero que detecta su cerebro, produciendo un cambio brusco en su sueño.
  • una fiebre elevada.
  • una personalidad caracterizada por ansiedad, inseguridad o nerviosismo.
  • Abstinencia del alcohol de manera súbita.
  • Síndrome de apnea del sueño (SAHS).
  • Muerte de algún ser querido.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Suspensión reciente de un medicamento como píldoras para dormir.
  • Efecto secundario de un medicamento.
  • La narcolepsia, los trastornos con terrores nocturnos.
  • Comer justo antes de ir a la cama ya que provoca un aumento del metabolismo del cuerpo y de la actividad cerebral.

Diferentes tipos de pesadillas


Algunas personas tienen la misma pesadilla repetidas veces. Otros sufren pesadillas cuyo contenido cambia a pesar de contener el mismo mensaje.
Las pesadillas más frecuentes se manifiestan con las siguientes situaciones:
    • Una persecución.
    • Una caída.
    • Conducir un coche fuera de control.
    • Examen o acto: llegar tarde, suspender, llegar sin prepararse.
    • Es incapaz de moverse, hablar o gritar.
    • Está desnudo en público.
    • Está herido, lo han atacado.
    • Está atrapado.
    • Se ahoga, se aproxima una ola o hay inundaciones.
    • Tiene que cuidar un bebé o a un animal indefenso que llora incesantemente.

Este tipo de sueño suele reflejar la incapacidad del soñador para reconocer y resolver los conflictos en la vida real.

Algunas medidas para evitar tener pesadillas

  • No consumir alcohol antes de dormir.
  • Evitar consumir estimulantes antes de ir a dormir : café, té, refrescos energéticos...
  • Si en la casa donde duerme se escuchan ruidos utilice tapones de oídos.
  • Intentar escribir la pesadilla en un papel y leerla en voz alta a otra persona. Después romper el papel en pedacitos y tírarlo. Puede tener un efecto terapéutico que llegue al subconsciente.
  • Practicar ejercicio físico regular, con ejercicios aeróbicos si es posible : podrá conciliar el sueño de una forma más rápida, tener un sueño más profundo y más reparador.
  • Utilizar técnicas de relajación para reducir la ansiedad.
  • Practicar una buena higiene del sueño : acostarse a la misma hora todas las noches y despertarse a la misma hora cada mañana.
  • Evitar el uso prolongado de tranquilizantes.
  • Si las pesadillas han aparecido a raíz del consumo de un nuevo medicamento consulte con su médico para que se lo cambie.
  • En caso de pesadillas causadas por los efectos de "drogas psicoactivas" o por el consumo regular de alcohol, hable con su médico sobre las formas más seguras y más efectivas para dejar el hábito.

¿Pueden sernos útiles en algunos casos las pesadillas?


A menudo las pesadillas recurrentes intentan dar una información al soñador y transmitirle un mensaje. Si nuestra reacción es intentar olvidarla cuánto antes podemos perder una ocasión para aprender de ellas y no haremos caso al mensaje que nos intentan transmitir.

En este sentido, las pesadillas se pueden considerar como una forma de identificar y tratar problemas personales. A veces nos advierten sobre pautas de comportamiento actuales o desequilibrios psicológicos que debemos resolver. Según algunos expertos, si logramos hacer caso al aviso y buscar una solución en la vida real, dejaremos de tener la pesadilla, o volveremos a tener el sueño pero con otro final - la conclusión ideal - que representa la prueba definitiva de que hemos solucionado el problema.

Saber más

Consulta este artículo sin tener que estar conectado, descárgalo gratis aquí en formato PDF:
Pesadillas-como-no-tener-pesadillas.pdf

Consulta también

En la misma categoría

Publicado por DRA. MARNET. - última actualización por Jeff
Este documento intitulado « Pesadillas - ¿Como no tener pesadillas? » de Ccm (salud.ccm.net) esta puesto a diposición bajo la licencia Creative Commons. Puede copiar, modificar bajo las condiciones puestas por la licencia, siempre que esta nota sea visible.