Vitaminas para la memoria

Septiembre 2017

Los alimentos que consumimos están muy relacionados con nuestra memoria. Tienen un papel muy importante las vitaminas del grupo B pero también las de los grupos A, C, D y E agilizan la memoria y aseguran el buen funcionamiento del sistema nervioso central.


Qué son las vitaminas

Las vitaminas son sustancias orgánicas que ingerimos con la alimentación en dónde se encuentran en pequeñas cantidades. Necesitamos las vitaminas para que nuestro cuerpo pueda realizar todas las funciones de forma correcta.

Vitaminas para el cerebro y los nervios

Al ingresar en nuestro organismo gracias a la alimentación necesitamos hacer una dieta correcta y equilibrada para poder obtener todas las vitaminas que necesita nuestro cerebro para funcionar correctamente.


La vitamina A es muy importante para nuestras neuronas (o células del cerebro). La actuación de la vitamina A se lleva a cabo a nivel de unas moléculas llamadas radicales libres. Cuando nuestro organismo tiene un exceso de radicales libres es perjudicial. Los alimentos más ricos en vitamina A son las zanahorias, el hígado, los vegetales de hoja verde y las frutas oscuras. Un déficit de vitamina A se puede suplir con suplementos. En caso de necesitar un aporte suplementario la mujer necesitará un aporte extra de 800 mcg y el hombre de 1000 mcg.

Otra vitamina esencial para el cerebro es la vitamina B1o tiamina. Interviene en el correcto funcionamiento de nuestro cerebro y se encuentra en abundancia en las semillas de sésamo y girasol, en el extracto de levadura, los pistachos, el pescado, la mantequilla de sésamo, las especias y hierbas aromáticas, las nueces de Macadamia y las de pecán y los panes fortificados. Cuando nos encontramos ante una carencia de vitamina B1 podemos tomar algún suplemento. La mujer necesita un suplemento diario de 1 mg y un hombre de 1,2 mg.

La función principal de la vitamina B12es estimular la fabricación de energía por parte de las neuronas. La vitamina B12 se encuentra en alimentos como los huevos, los cereales, el pan fortificado, la leche, la soja, la carne de ternera, el pescado, las algas, el germen de trigo, los hongos, la levadura de cerveza y los cereales enriquecidos. En caso de que exista un déficit de vitamina B12 una mujer necesitará un suplemento diario de 1.2 mg mientras que a un hombre le hará falta tomar 1.4 mg.

También la vitamina B3 es necesaria para un funcionamiento del cerebro correcto porque su función es metabolizar la energía. La encontramos en alimentos como el pan,los huevos de pato y de codorniz, la carne de ave, el chocolate, las sardinas en tomate, el atún en aceite y escabechado, los cereales fortificados, la margarina con esteroles, el bonito, bacalao salado, pez espada, la margarina común y salada, cereales de trigo con miel, frutas o pasas, así como el muesli, los cereales de maíz y de avena. Los bebés también necesitan ingerir vitamina B3 con la alimentación y ésta está presente en las papillas sin gluten con leche en polvo para bebés, en las papilla de cereales y miel con leche en polvo y en el yogur con leche en polvo. También podemos encontrarla en la leche de inicio en polvo y en los cereales con leche. Cuando nos encontramos con una carencia de vitamina B13 una mujer necesitará tomar un suplemento 12 mg diarios y un hombre de 15 mg diarios.

Otra de las subclases de Vitamina B, la vitamina B5, es la encargada de que se transmitan de forma correcta los impulsos nerviosos. Además tiene una función importante en la corteza adrenal. Podemos encontrarla en abundancia en el pescado y el caviar, en el queso, el hígado, en las setas, el salvado de trigo, las semillas de girasol, el suero de lactosa, las lentejas, los tomates secos, el salvado de arroz, la escarola, la judías verdes, el plátano, los garbanzos, el aguacate, el yogurt, el maíz, las patatas, la coliflor, el brócoli, las coles de Bruselas, los cacahuetes y la carne de pollo. Las necesidades diarias de vitamina B5 tanto para las mujeres como para hombres es la misma, de 5 mg.

En el caso de la vitamina B6debemos tener en cuenta su importancia a la hora de fabricar hormonas como la adrenalina, la dopamina, la serotonina y la norepinefrina. todas estas hormonas son imprescindibles en la transmisión de señales del sistema nervioso. Encontramos vitamina B6 en las carnes y los cereales fortificados.

La función principal de la vitamina B9 es que interviene en la metabolización de los ácidos grasos a nivel del cerebro. Podemos ingerirla a través de las legumbres, los cereales fortificados y los vegetales de hoja verde.

También la vitamina B12 interviene en la la producción de hormonas como la dopamina, la norepinefrina y la serotonina. Tanto los hombres como las mujeres necesitan un aporte diario de 2 mg. de esta vitamina que podemos encontrar en los cereales fortificados y en la carne de ave.

El efecto antioxidante de la vitamina Cayuda a proteger nuestras neuronas. La encontramos en abundancia en las patatas, las fresas, las espinacas, los tomates, las fresas y los cítricos. Tanto hombres como mujeres necesitan un aporte diario de 60 mg diarios de vitamina C.

El papel de la vitamina D lo encontramos, sobretodo, en la absorción del calcio y del fósforo. Tanto hombres como mujeres necesitan un aporte de 10 mcg al día para que funcionen de forma correcta. El organismo obtiene la vitamina D a partir de la exposición a los rayos solares e ingiriendo cierto alimentos como el pescado, el hígado de pescado, los cereales y los productos lácteos fortificados.

La vitamina Etambién tiene una acción antioxidante y colabora en la protección de las neuronas. Las mujeres necesitan ingerir 8 mcg y los hombres 10 mcg cada día de esta vitamina. La fruta, la carne, los vegetales, las grasas, los cacahuetes (maníes), la manteca vegetal y los granos de cereales no procesados son ricos en vitamina E.

Vitaminas para potenciar la memoria en los niños

Las vitaminas del complejo B mejoran el estado de alerta del niño y su concentración.

La vitamina B12 es esencial para la funcionalidad óptima de los nervios y los glóbulos rojos de la sangre y previene la pérdida de memoria.

Asimismo, varios estudios han demostrado que los niños que ingirieron suplementos de vitamina B tenían un coeficiente intelectual más alto que los que no lo hicieron.

Además de aumentar los niveles de dopamina en el cerebro, la vitamina B6 puede aumentar los niveles de atención en el niño y la vitamina B5 ayuda a combatir el estrés y la ansiedad.

Vitaminas para mejorar la memoria y la concentración en los adultos

Algunos estudios han demostrado que la vitamina B mejora la memoria formando parte de una capa protectora de las neuronas. Otra de las acciones de esta vitamina es descomponer la homocisteína, un aminoácido que es tóxico para el cerebro. Dentro de las subclases de vitamina B más importantes para la memoria encontramos la vitamina B6, B9 y B12. Podemos encontrar suplementos de vitamina B5 en forma de pastillas. Estos suplementos mejoran la memoria y aumentan la concentración de histamina mental.

Al contrario, la carencia de vitamina B12se relaciona con la pérdida de memoria. Algunos alimentos ricos en vitamina B12 son el queso, los huevos, el hígado y la carne de ave. Tanto los hombres como las mujeres mayores de 18 años necesitan una dosis de 24 mcg diarios. En caso de mujeres embarazadas o en lactancia el aporte necesario es superior, del orden de 28 mcg diarios de vitamina B12.

Las vitaminas C, E y los beta carotenos tienen propiedades antioxidantese intervienen en el mantenimiento de nuestra salud, también de nuestro cerebro. Los antioxidantes actúan rompiendo los radicales libres (son formas tóxicas de oxígeno) y protegen así el tejido cerebral.

Otra sustancia importante para el funcionamiento de nuestro cerebro es la acetilcarnitina . Esta componente se encuentra de forma natural en nuestro cerebro y su función consiste en aumentar el flujo sanguíneo del cerebro protegiendo así a las neuronas.

Vitaminas para mejorar la memoria y la concentración en estudiantes

Las vitaminas son necesarias para mantener nuestra memoria de forma satisfactoria. Todos, incluidos los bebés, necesitamos vitaminas para nutrir nuestra memoria. Así como un bebé necesita de estas sustancias para desarrollarse y crecer de una forma correcta, para los estudiantes también son fundamentales. Éstos deberían conocer las necesidades diarias de vitaminas para desempeñar su actividad de forma óptima.


Las vitaminas más importantes para el estudio son las del grupo B, especialmente la vitamina B6, la B9 y la B12. Estas vitaminas tienen un papel importante porque mejoran la memoria, reducen el estrés cerebral y protegen el sistema nervioso central. Ingerimos estas vitaminas a través de nuestra dieta pero también se pueden ingerir en forma de suplementos del complejo vitamínico B en períodos de especial necesidad (momentos de exámenes, por ejemplo).

Es importante tener en cuenta que tanto el exceso como el déficit de vitaminas es perjudicial para nuestra salud.

Foto: © Lil Maria - Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 27 de febrero de 2017 a las 13:29 por CaminoCCMSalud.
El documento «Vitaminas para la memoria» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.