Tipos de enfermedades respiratorias

Marzo 2017

La mayor parte de las enfermedades que afectan al aparato respiratorio están producidas por infecciones víricas o bacterianas. La gripe, el resfriado y la amigdalitis son las más frecuentes.


Qué es el aparato respiratorio y para qué sirve

El aparato respiratorio es un conjunto de estructuras diversas que tienen como finalidad común llevar a cabo la compleja tarea de la respiración.

El aparato o sistema respiratorio está formado por la boca, las fosas nasales, la faringe, la laringe, la tráquea y los bronquios.

La respiración tiene como objetivo hacer llegar el oxígeno atmosférico (O2) a todas las células del organismo y al mismo tiempo, eliminar del cuerpo el anhídrido carbónico (CO2) resultante del proceso respiratorio.

Qué son las enfermedades respiratorias

Las enfermedades respiratorias son aquellas enfermedades que afectan al aparato respiratorio.

Dichas enfermedades pueden ser el resultado de procesos infecciosos, mecánicos, obstructivos y alérgicos. Son más frecuentes en invierno y afectan a niños menores de cinco años.

Las enfermedades respiratorias de origen infeccioso están causadas por virus (adenovirus, rhinovirus influenza, parainfluenza, etc.) y bacterias (M. catarralis, S.pneumoniae, hongos, etc.).

Tipos de enfermedades del sistema respiratorio humano

Infecciones del tracto respiratorio superior: catarros o resfriados, rinosinusitis, faringoamigdalitis, laringotraqueítis, crup y epiglotitis.

Infecciones del tracto respiratorio inferior: bronquitis, bronquiolitis, gripe, neumonía (de origen viral, bacteriana, parasitaria, nosocomial) y bronconeumonía.

Otras enfermedades de las vías aéreas superiores : rinitis vasomotora o atrófica, fiebre del heno, poliposis nasal, hipertrofia adenoidea o vegetaciones, absceso periamigdalino, nódulo de cuerda vocal y laringoespasmo.

Enfermedades de los bronquios: enfisema, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, asma y bronquiectasias.

Enfermedades pulmonares por inhalación de sustancias orgánicas o no : a destacar las neumoconiosis (asbestosis, silicosis, fibrosis pulmonar por bauxita, beriliosis, siderosis, bisinosis y neumonitis por hipersensibilidad (alveolitis alérgica, pulmón del granjero, pulmón del cuidador de aves).

Otras enfermedades que afectan al intersticio del pulmón: síndrome de distrés respiratorio agudo, edema pulmonar, síndrome de Hamman-Rich, enfermedad pulmonar intersticial y fibrosis pulmonar idiopática.

Enfermedades pulmonar que cursan con supuración o destrucción del tejido pulmonar: absceso pulmonar, derrame pleural y empiema.

Otras enfermedades que pueden afectar a la cavidad pleural, al mediastino o al pulmón: neumotórax, hemoneumotórax, insuficiencia respiratoria aguda o crónica, atelectasia, neumomediastino o mediastinitis.

Causas de las enfermedades respiratorias

Las enfermedades respiratorias aparecen como resultado de diversas causas. La causa más frecuente es la infección bacteriana o vírica aunque también pueden deberse a la contaminación atmosférica o a la alta exposición a tóxicos aéreos en el trabajo, así como el tabaquismo.

Cuáles son las enfermedades respiratorias más comunes

Las enfermedades mas frecuentes que afectan a las vías respiratorias son el síndrome gripal, el resfriado común, la amigdalitis, la rinofaringitis, los problemas asmáticos, la bronquitis, la bronconeumonía y las otitis son las enfermedades respiratorias más frecuentes en humanos.

Cuáles son las enfermedades del sistema respiratorio más frecuentes en niños

La gripe, el catarro, la otitis, la rinitis, el asma, la bronquitis, la bronquiolitis, la laringitis y la neumonía son las enfermedades respiratorias que más afectan a los niños.

Cómo prevenir las enfermedades respiratorias

Para prevenir la aparición de enfermedades respiratoria hay que evitar los siguientes factores de riesgo:


La probabilidad de padecer una enfermedad respiratoria aguda aumenta con la mala ventilación de un espacio donde se concentran muchas personas, los cambios bruscos de temperatura, la contaminación ambiental, el tabaquismo y el contacto con enfermos.

La probabilidad de padecer una enfermedad respiratoria crónica aumenta con la exposición prolongada a químicos o polvo en el lugar de trabajo, la contaminación del aire en espacios cerrados, la contaminación ambiental, el tabaquismo y las alergias.

Para prevenir enfermedades respiratorias tales como la gripe, la bronquiolitis, la bronquitis y la neumonía es importante estar al día de todas las vacunas.

Por ejemplo, la vacuna de la gripe se tiene que administrar una vez al año. Los niños de entre seis y veinticuatro meses necesitan dos dosis. Los adultos mayores de 65 años, las embarazadas, las personas con enfermedades crónicas u obesidad y el personal de salud deberán administrarse una dosis.

La vacuna contra el neumococo, principal causa de neumonía y meningitis deberá administrarse a todos los niños menores de dos años. También debe aplicarse a niños de entre dos y cinco años con factores de riesgo.

La tos convulsa puede prevenirse mediante la aplicación del esquema adecuado en cada etapa de la vida.

Otras medidas de prevención importantes son el lavado de las manos con agua y jabón después de volver de la calle, antes de cocinar o comer y después de ir al baño o cambiar pañales, así como mantener la lactancia materna al menos hasta que el bebé cumpla los seis meses y ofrecerle el pecho con más frecuencia en caso de enfermedad.

También se aconseja ventilar todos los ambientes a diario, mantener reposo en casa mientras continúen los síntomas, cubrirse la boca al toser o estornudar para evitar contagiar a otros y no automedicarse. En efecto, el consumo de medicamentos sin receta puede producir intoxicación y ocultar los síntomas de la enfermedad, dificultando un diagnóstico correcto y empeorando el cuadro clínico.

Foto: © F8 studio - Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET.
El documento «Tipos de enfermedades respiratorias» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.