Terapia con sustitutos nicotínicos durante el embarazo

Agosto 2017



Hablamos de terapia sustitutiva con nicotina (T.S.N.) a la administración de nicotina a todo fumador que quiere dejar de serlo, por una vía distinta a la del consumo de un cigarrillo, de una cantidad de nicotina suficiente para disminuir el sufrimiento de los desagradables síntomas del síndrome de abstinencia pero insuficiente como para causar dependencia.
Existen en el mercado cuatro tipos de T.S.N.: chicles, parches, spray nasal e inhalador bucal de nicotina
Hay muy pocos casos en que la utilización de la TSN esté contraindicada y recientes directrices para la práctica clínica han sugerido que la TSN debería ser la parte más importante del tratamiento dirigido a todos los fumadores. Incluso en aquellos casos en que se ha tenido una precaución al aconsejar la utilización de la TSN, por ejemplo durante el embarazo y en el caso de enfermedades coronarias graves, existen argumentos basados en la eficacia y en la seguridad que sugieren que la TSN sería preferible a la alternativa probable de continuar fumando cigarrillos.

Algunos datos sobre tabaquismo en embarazadas

  • El Departament de Salut de la Generalitat catalana (España) ha realizado un estudio en el que se señala que un tercio de las mujeres son fumadoras al principio del embarazo y que tan sólo un 25% de ellas decide dejar de fumar.
  • En las mujeres embarazadas el consejo médico es más efectivo, especialmente si es su primer embarazo. Sin embargo el 60% vuelven a fumar a los seis meses después del parto.
  • Las mujeres están especialmente sensibilizadas respecto a su salud y la de su hijo durante el embarazo. Durante y después de la gestación se realizan controles médicos de forma periódica y reunen unas condiciones más idóneas que la población general para dejar de fumar.
  • Por ello, con ayuda médica, entre 6 y 12 meses después del parto el 30% de las mujeres continúa sin fumar, mientras que este mismo consejo profesional en la población general sólo tiene una efectividad del 5%.

Evitar la exposición del feto

  • La principal recomendación para evitar la exposición del feto a las sustancias tóxicas presentes en el humo del tabaco es evitar fumar y proteger a la mujer embarazada de la exposición pasiva al humo del tabaco ambiental.
  • Las estrategias más efectivas para dejar de fumar durante el embarazo se basan en el consejo médico y, en aquellos casos de mayor dependencia y que cumplen unos criterios específicos, en el empleo de terapia sustitutiva con nicotina.
  • Estos programas siempre deben ser llevados a cabo por profesionales del ámbito de la salud sexual y reproductiva y de la salud maternoinfantil.
  • Dentro del tratamiento de la adicción a la nicotina la utilización de la terapia sustitutiva con nicotina (TSN) es una de las intervenciones principales.

¿Se puede utilizar la TSN en las embarazadas?

  • La prescripción de tratamiento sustitutivo con nicotina durante el embarazo no se recoge de forma uniforme en todas las guías de práctica clínica disponibles para los profesionales y esto puede dar lugar a confusión.
  • Se plantean dos cuestiones de orden práctico: por un lado la efectividad y por otro la seguridad de la intervención durante la gestación.
  • Existen revisiones muy recientes de la evidencia científica respecto a la efectividad y la seguridad de las intervenciones para la reducción del consumo de tabaco durante el embarazo que ayudan a aclarar el tema.
  • Estas publicaciones se concretan en dos informes del Nacional Institute for Health and Clinical Excelente (NICE).

¿Es efectivo el tratamiento?

  • Las principales conclusiones de la revisión son que, en su conjunto, las intervenciones para abandonar el consumo de tabaco son efectivas al final del embarazo y disminuyen de forma significativa la incidencia de bajo peso al nacer y de partos prematuros.
  • Las intervenciones basadas en pautas cognitivas y conductuales para el abandono y la terapia sustitutiva con nicotina en el embarazo también se muestran efectivas.

¿Es seguro el TSN en las embarazadas?

  • No se ha demostrado que la TSN aumente la incidencia de bajo peso al nacer.
  • Los datos son insuficientes acerca del impacto de la TSN sobre la mortalidad neonatal u otros resultados perinatales negativos.

El TSN tiene beneficios potenciales durante el embarazo

  • Puede reducir o eliminar la exposición del feto a otras toxinas presentes en el humo de tabaco (especialmente el monóxido de carbono).
  • Facilita la reducción de forma global de la dosis y la duración de la exposición a la nicotina (si se utiliza siguiendo una pauta controlada de tratamiento y el resultado final es el abandono del consumo de tabaco).
  • Además, existe un argumento teórico muy sólido que recomienda el empleo de los sustitutos nicotínicos y es que la terapia sustitutiva con nicotina probablemente sea mucho más segura que seguir consumiendo tabaco durante el embarazo.
  • Según las investigaciones actuales, y de acuerdo con esta revisión, utilizar la TSN es una intervención que se puede recomendar durante el embarazo en mujeres muy fumadoras que desean dejar de fumar, que lo han intentado sin éxito, después de cuantificar el mismo y el grado de dependencia de la nicotina.
  • La prescripción debe hacerse en el contexto de un tratamiento basado en el abandono del consumo activo y la evitación de la exposición pasiva, como complemento del consejo médico y con el consentimiento por parte de la mujer.

Saber más


Fumar durante el embarazo: riesgos para el bebé
Tabaco y embarazo
Embarazo y nicotina
El 75% de las mujeres continua fumando durante el embarazo
Tratamiento farmacológico de la dependencia nicotínica

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 11 de mayo de 2011 a las 17:50 por DRA. MARNET.
El documento «Terapia con sustitutos nicotínicos durante el embarazo» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.