Metaplasia escamosa del cuello uterino

Julio 2017

La metaplasia escamosa del cuello uterino hace referencia al cambio en la apariencia de las células uterinas. Aunque se trata de un proceso natural del organismo femenino, en un pequeño porcentaje de casos puede desencadenar cambios celulares precancerosos.


Qué es la metaplasia escamosa del cuello uterino

La metaplasia escamosa del cuello del útero es el cambio de las células cilíndricas del endocérvix en células escamosas como las del exocérvix. Dicho en otras palabras, es la transformación o reemplazo de un tejido adulto en otro de la misma clase.

En la metaplasia escamosa, el epitelio monostratificado (una sola capa de células) se convierte en epitelio pluriestratificado (varias capas de células).

Qué es la metaplasia escamosa inmadura (benigna) del cuello del útero

La metaplasia es un proceso benigno y natural que tiene lugar en ciertos momentos de la vida de la mujer como la pubertad, el embarazo y el postparto, aunque no es exclusiva de estas etapas.

Los cambios celulares no se consideran peligrosos ni aumentan el riesgo de padecer cáncer de cuello uterino.

La metaplasia escamosa se inicia en las regiones expuestas del epitelio cilíndrico del cuello del útero con la aparición de pequeñas células redondas subcilíndricas llamadas células de reserva.

A medida que las células de reserva proliferan y se diferencian, se va formando un epitelio delgado, multicelular, no estratificado, denominado epitelio escamoso inmaduro.

El término de metaplasia inmadura hace referencia a la fase de la metaplasia en la que se encuentran las células, es decir, las células de reserva que darán origen al nuevo epitelio pavimentoso no se han terminado de diferenciar y estratificar. Las células del epitelio metaplásico escamoso inmaduro no producen glucógeno y no se tiñen de marrón o negro con la solución yodoyodurada de Lugol que emplean algunos laboratorios.

Varios grupos aislados de metaplasia escamosa inmadura pueden surgir a la vez en diferentes zonas del cuello uterino. La parte del cuello uterino en la que se produce la metaplasia escamosa se denomina zona de transformación. Es muy importante identificar esta zona cuando practicamos una colposcopía ya que la mayoría de las manifestaciones de carcinogénesis cervical aparecen en la zona de transformación.

Qué es la metaplasia escamosa madura endocervical

El epitelio metaplásico inmaduro neoformado solo puede evolucionar de dos formas: alcanzar la madurez o quedarse inmaduro.


En la gran mayoría de las mujeres, el epitelio metaplásico inmaduro se convierte en epitelio cilíndrico metaplásico maduro, bien estratificado, rico en glucógeno, similar para todos los efectos prácticos, al epitelio escamoso presente en el ectocérvix . En este caso, el tejido se tiñe de marrón o negro tras aplicar la solución de yododura de Lugol. En el epitelio escamoso metaplásico maduro pueden verse unos folículos, los llamados quistes de Naboth.

Siempre que el epitelio inmaduro se convierta en tejido maduro no hay ningún problema.

Metaplasia escamosa madura e inmadura endocervical - Cambios por VPH

Sin embargo, en algunos casos, el epitelio endocervical se queda inmaduro. Esto se considera anormal y puede llegar a desencadenar cambios celulares precancerosos.


Esta evolución no es muy frecuente pero ocurre en un pequeño porcentaje de los casos debido a una infección por el virus del papiloma humano (VPH) de tipo oncógeno. En efecto, este virus VPH puede infectar persistentemente las células metaplásicas escamosas basales inmaduras y transformarlas en células atípicas con anomalías nucleares y citoplasmáticas (células premalignas).

Cuáles son las causas más frecuentes de metaplasia escamosa del cuello uterino

Las causas más frecuentes de metaplasia escamosa del cuello uterino son: la proliferación de células columnares de reserva que llenan las glándulas endocervicales, el aumento de la acidez en el pH de la zona durante la pubertad, la inflamación o irritación, las sustancias químicas, los estrógenos, el déficit de Vitamina A, los pólipos y los ACO (anticonceptivos orales).

Cómo tratar la metaplasia escamosa

La metaplasia escamosa del cuello uterino no precisa tratamiento, solo control médico. Dentro de la descripción de los resultados del Papanicolau, la mataplasia escamosa se clasifica como Negativo o clase I. Esto quiere decir que no es maligna. Por lo general, las células del cuello uterino serán completamente normales en el siguiente examen médico.

Foto: © Tefi - Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 6 de febrero de 2017 a las 21:27 por CaminoCCMSalud.
El documento «Metaplasia escamosa del cuello uterino» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.