Quetiapina

Junio 2017

La quetiapina es un medicamento indicado para el tratamiento de los trastornos psicóticos no exento de contraindicaciones y efectos secundarios tales como somnolencia, mareos y aumento del colesterol.


Qué es la quetiapina

La quetiapina es un fármaco antipsicótico derivado de la dibenzotiazepina, de reciente autorización en España para el tratamiento de la esquizofrenia.

Estados Unidos autorizó su uso en 1997 para tratar los trastornos psicóticos, incluida la esquizofrenia.

Cuándo tomar quetiapina

La quetiapina está indicada en el tratamiento de la esquizofrenia y de los episodios depresivos mayores en el trastorno depresivo mayor (TDM) cuando el tratamiento con antidepresivos en monoterapia no haya sido efectivo.

También se prescribe quetiapina para el tratamiento del episodio maníaco moderado a grave y del episodio depresivo mayor en el trastorno bipolar.

Asimismo, este fármaco ayuda a prevenir la recurrencia en pacientes con trastorno bipolar, cuyo episodio maníaco o depresivo haya respondido al tratamiento con quetiapina.

Quetiapina para el tratamiento de la enfermedad de Alzeihmer

Los fármacos antipsicóticos como la quetiapina se emplean en el 45 % de las residencias de ancianos para tratar la agitación, un síntoma frecuente y molesto de la demencia (un término que engloba enfermedades como el alzhéimer).

Sin embargo, aunque la quetiapina ha sido considerado uno de los antipsicóticos disponibles más seguros, varios estudios han confirmado que los pacientes que toman este fármaco experimentan un deterioro de la memoria y otras funciones cerebrales superiores (deterioro cognitivo).

Efectos del consumo de quetiapina en ancianos

El consumo de fármacos antipsicóticos de última generación está relacionado con un mayor riesgo de muerte entre ancianos. En efecto, un nuevo estudio publicado por la revista Journal of American Medecine ha revelado que estos medicamentos aumentan el riesgo de accidente cerebrovascular (infartos, episodios isquémicos, pérdidas momentáneas de consciencia y síncopes) y por tanto, de muerte entre los ancianos que los consumen.

Los fármacos antipsicóticos de última generación se diferencian de los clásicos en su refinado mecanismo de acción.

Quetipina 25 mg para dormir

La quetiapina produce somnolencia. De hecho, es el efecto adverso más común de este fármaco. No obstante, la somnolencia es menor tras su uso continuado.

Cuál es la dosis correcta de quetiapina

La dosis recomendada varía entre 150 mg y 750 mg al día en función de la patología y la respuesta clínica.


Los ancianos y los pacientes con insuficiencia hepática deben tomar una dosis diaria menor. Se recomienda iniciar el tratamiento con dosis de 25 mg al día y aumentarla a 25-50 mg al día hasta alcanzar la dosis mínima eficaz. En general, las dosis de mantenimiento se sitúan entre 100-300 mg al día de quetiapina.

Esta sustancia presenta un amplio rango de dosis (150-750 mg al día), lo que permite una posología bastante individualizada pero compleja, puesto que puede ser necesario combinar varios comprimidos de distintas dosis.

Por otra parte, la Quetiapina solo está disponible en forma de comprimidos, a diferencia de otros antipsicóticos convencionales que se comercializan en forma de inyectables o soluciones orales.

Cuál es la dosis máxima de quetiapina

La dosis máxima de quetiapina es de 800 mg al día.

Cuál es el precio de la quetiapina

El coste de este antipsicótico es elevado respecto a otras opciones terapéuticas. El precio de venta es diferente en cada país y oscila entre 20.76 € (21 dólares) y 32.78 € (33 dólares).

Quién no debe tomar quetiapina

Los ancianos, las personas diabéticas y con factores de riesgo de diabetes, enfermedad cardiovascular conocida, enfermedad cerebrovascular u otras condiciones que predispongan a hipotensión no deben tomar quetiapina.


No está autorizado el uso de la quetiapina para el tratamiento de psicosis relacionada con demencia.

Tampoco está recomendada en niños y adolescentes menores de 18 años.

Deben tomarlo con precaución los pacientes que consumen depresores del SNC y tienen antecedentes o riesgo de apnea del sueño, así como aquellos con sobrepeso y obesidad.

Los pacientes con antecedentes de retención urinaria, hipertrofia prostática, obstrucción intestinal (y condiciones relacionadas), presión intraocular elevada y glaucoma de ángulo estrecho, entre otros, no deben tomar quetiapina.

Contraindicaciones

La quetiapina está contraindicada en personas con hipersensibilidad a este fármaco y puede interactuar si el paciente también está tomando inhibidores de la proteasa del VIH, antifúngicos tipo azol, eritromicina, claritromicina y nefazodona.


Las mujeres embarazadas únicamente deben tomar quetiapina si los beneficios justifican los riesgos potenciales.

Efectos secundarios de la quetiapina

La quetiapina actúa sobre el sistema nervioso central y puede producir somnolencia, mareos, vértigo, cefalea, insomnio, sueños anormales y pesadillas, ideación y comportamiento suicida, agitación y ansiedad, así como alteraciones visuales y disminución de la capacidad de reacción.

Dosis altas de quetiapina (750 mg/día) están relacionadas con disminuciones del 20 % en los valores de tiroxina libre y total.

También está relacionada con un aumento de un 11 % y un 17 % del colesterol y los triglicéridos, respectivamente.

Asimismo, la quetiapina produce aumento de peso, del apetito y de la glucosa en sangre a niveles hiperglucémicos.

Los efectos adversos cardiovasculares más frecuentes asociados a este fármaco incluyen hipotensión ortostática, taquicardia y síncope aparentemente relacionados con la dosis, principalmente durante el comienzo del tratamiento.

Como efectos gástricos se han descrito dispepsia, dolor abdominal, anorexia y efectos anticolinérgicos, como boca seca, estreñimiento (9 %) e incluso retención urinaria.

Foto: © Africa_Studio - Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por CaminoCCMSalud. Última actualización: 15 de marzo de 2017 a las 22:38 por CaminoCCMSalud.
El documento «Quetiapina» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.