Beneficios del anís

Agosto 2017

El anís es una de las plantas medicinales más usadas en todo el mundo por sus propiedades digestivas y contra las flatulencias. En la Edad Media se elaboraba confitura de anís. Hoy se preparan licores y aceite con las semillas de anís pero también se mastican para combatir el mal aliento.


Qué es el anís

El anís es una planta medicinal de la familia de las umbelíferas.

Cómo es la planta del anís estrellado

La planta de anís alcanza unos 30 cm de altura y posee un tallo ramoso con hojas redondas al principio y hendidas en lacinias después, además de flores pequeñas y blancas. La planta del anís ofrece como frutos pequeñas y aromáticas semillas de color verde.


La planta del anís necesita varias horas de sol cada día para crecer correctamente, además de riegos regulares pero con poca cantidad de agua.

Propiedades del anís estrellado

El anís estrellado, de nombre científico Illicium verum es una especia procedente de China y Vietnam empleada como diurético y para combatir los gases estomacales, tratar los desórdenes digestivos como la indigestión y la diarrea.

El anís estrellado, el anís verde y el anís común pertenecen a familias botánicas distintas pero contienen el mismo principio activo, de modo que sus propiedades son muy parecidas.

En concreto, el anís estrellado puede resultar muy beneficioso para las personas con sensibilidad gástrica o problemas para hacer la digestión ya que facilita el proceso digestivo al estimular las secreciones estomacales y disminuir los retortijones abdominales producidos por una mala digestión. También ayuda a expulsar los gases del aparato digestivo reduciendo la hinchazón del abdomen.

El anís estrellado es un estimulante natural y un diurético eficaz. Combate la retención de líquidos y ayuda a expulsar las toxinas del organismo.

Asimismo, esta planta activa la circulación del corazón.

Gracias a sus propiedades antiespasmódicas, el anís estrellado alivia los dolores producidos por cólicos intestinales.

También es muy beneficioso para el aparato respiratorio porque alivia la tos y trata la bronquitis, el asma o la gripe.

Además, el anís estrellado regula la menstruación y se cree que potencia el deseo sexual.

El anís estrellado contiene anetol y cariofileno, dos sustancias que le confieren propiedades analgésicas contra dolores reumáticos.

Puesto que el anís estrellado es un potente antimicrobiano, se puede aplicar sobre la piel para tratar infecciones cutáneas si no se tiene ninguna herida abierta o irritación en la piel. Por eso, el aceite de anís estrellado también se utiliza en el tratamiento de casos leves de acné y pediculosis o sarna puesto que puede ser tóxico para algunos insectos.

Cómo preparar una infusión de anís estrellado

Las infusiones de anís estrellado se han empleado como remedio contra el cólico y el reumatismo.

Para mejorar las funciones digestivas se aconseja preparar una infusión con una cucharadita de semillas por cada taza de agua y tomar una sola taza cada día. También se puede dejar macerar las semillas en agua durante seis semanas y se toma un poco después de comer.

El anís en rama tomado en infusión ayuda a combatir las flatulencias. Se debe picar una ramita de anís en una taza de agua y se toma caliente. En cambio, las semillas de anís deben hervirse en agua durante dos o tres minutos. Basta con hervir media cucharadita de semillas de anís. La infusión también debe tomarse caliente.

Algunas personas mastican semillas de anís después de una comida para ayudar a hacer la digestión.

Propiedades del anís en grano

El anís en grano contiene los mismos principios activos que el anís estrellado y por tanto, sus propiedades y beneficios son similares.


Sin embargo, a diferencia del anís estrellado, el anís en grano puede ayudar a dejar de fumar puesto que actúa como antídoto de la nicotina y los alquitranes del tabaco, según diversos estudios.

También resulta muy beneficioso para las mujeres porque no solo ayuda a regularizar el ciclo menstrual sino que además estimula la producción de leche durante la lactancia. El bebé también se beneficia del anís a través de la leche materna puesto que facilita la digestión del bebé y evita los dolorosos gases intestinales.

Beneficios del anís verde

Gracias a su alto contenido en aceites esenciales y flavonoides, el anís verde combate el mal aliento, alivia el dolor de cabeza y se emplea como remedio natural para la candidiasis.También produce un efecto relajante de modo que combate los nervios, la ansiedad y mejora el descanso.

Cómo preparar una infusión de anís verde

Para preparar una infusión de anís verde, se machacan las semillas y se añaden al agua hirviendo. A continuación, se tapa la infusión y se deja reposar durante cinco minutos. Antes de beberla se recomienda colarla.


Masticar algunas semillas de anís garantiza un aliento fresco.

El mejor remedio para calmar los nervios y la ansiedad es una buena infusión de hojas de anís verde. También se comen las hojas y flores de la planta de anís en ensalada por su buen aroma.

Para dormir bien, se aconseja machacar algunas semillas de anís y tomarlas en infusión antes de irse a la cama.

Foto: © Nattika - Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por CaminoCCMSalud. Última actualización: 15 de febrero de 2017 a las 22:00 por CaminoCCMSalud.
El documento «Beneficios del anís» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.