¿Qué valorar a la hora de elegir un juguete?

Agosto 2017


La 'lista' ideal es la que combina de forma equilibrada los caprichos con los regalos didácticos, sin olvidar que el juguete debe servir para jugar




Los regalos de Navidad deben servir para el desarrollo y la felicidad de los niños

  • Es importante ser consciente de la necesidad de recuperar valores como la ilusión más allá del objeto regalado durante las fiestas de Navidad.
  • Un buen juguete debe ser mucho más que un puro entretenimiento: debe ampliar la capacidad intelectual del niño, ayudarlo a sociabilizarse, fomentar su lado creativo, reforzar su autoestima y ayudarle a relacionarse con los demás.
  • "Jugar para el niño es vivir, por eso el juguete no debe ser solo un premio, sino un instrumento para su desarrollo y felicidad".
  • Jugar es un derecho de la infancia reconocido por la ONU desde 1959 (Resolución nº 1386 de la Asamblea de Naciones Unidas).

Acertar en la elección

  • Conseguir dejar con la boca abierta a los hijos es uno de los principales objetivos de los padres.
  • Actualmente el nivel de exigencia es cada vez mayor en la elección del regalo: los menores reconocen el juguete que quieren "con nombre y apellidos".
  • Los niños de hoy en día conocen la marca concreta que desean porque la publicidad tiene una enorme influencia sobre ellos.
  • Hay que tener en cuenta que su capacidad crítica es menor que la de los adultos.

Debe ser un juguete seguro

  • A la hora de comprar un juguete, la seguridad del mismo juega un papel importante.
  • En los países de la Unión Europea los juguetes deben tener el sello "CE", que confirma que cumple las normas de seguridad.

Una ayuda en la educación


Un juguete adecuado es la mejor ayuda en la educación de los hijos: a través del juego los niños aprenden a:
  • canalizar el espíritu de superación y la competitividad que les es innata.
  • ser solidarios.
  • aceptar las reglas.
  • asimilar la "frustración" que supone no ganar.

6 puntos a tener en cuenta


Para escoger un juguete de forma apropiada debemos tener en cuenta estos 6 factores:
  • Las necesidades y preferencias que el niño transmita.
  • El nivel de evolución del niño.
  • Sus capacidades, es decir, su madurez intelectual, su fuerza física o su habilidad manual.
  • Las características propias de los juegos, es decir, si son juguetes para utilizar en solitario o en grupo, si sirven para fomentar el sentido de la competencia, de la interacción social o de la solidaridad.
  • Las capacidades específicas que se deseamos potenciar en el niño.
  • El número y la variedad en cuanto al tipo de juguetes escogidos.

Elegir el juguete en función de la edad y de los objetivos que queremos potenciar

  • De 0 a 2 años: debemos valorar su influencia en el desarrollo del niño y su calidad. Un recién nacido suele prestar más atención a las personas que a los objetos, se fija más en la gente que está a su alrededor. Durante el primer año los colores de su entorno también llaman su atención y es muy sensible a los estímulos musicales.
  • De 2 a 5 años: los niños aprenden por imitación y repetición. Asocian colores, formas geométricas y sonidos. Son adecuados los balancines, los juguetes de arrastre y pelotas (favorecen la coordinación motora y el dominio del espacio), los artículos musicales, Los juegos de construcción (puzzles y cubos -de plástico o madera- con piezas grandes) estimulan la precisión en los movimientos de los dedos y la coordinación entre el ojo y la mano. Por su parte, las construcciones de colores fuertes desarrollan la capacidad de concentración y coordinación.
  • De 6 a 10 años: juguetes para moverse y combatir el sedentarismo. Durante estos años suele haber mucha actividad física. Empiezan a hacer deporte de forma generalmente lúdica (que favorece el desarrollo físico y mental, ayuda a prevenir la obesidad infantil y potencia valores como la disciplina, el trabajo en equipo y la importancia del esfuerzo). A partir de los 7 años, los especialistas en medicina deportiva aconsejan la práctica de natación, ciclismo, balonmano, fútbol, baloncesto y patinaje, ya que no representan riesgos para el crecimiento. Los niños deben probar varias modalidades deportivas, y no centrarse únicamente en una especialidad. De esta forma, serán capaces de elegir la que más les guste. Por otro lado, los juegos cooperativos -que no promueven la eliminación de participantes-, priorizan valores como solidaridad, empatía, igualdad, etc.

Los juguetes "alternativos"

  • Muchos padres piensan que los juguetes antiguos son sólo para coleccionistas: son juguetes que ya "no están de moda" y que no atren fácilmente a los gustos de los niños de hoy en día.
  • Sin embargo, los juguetes antiguos de otras épocas que se encuentran en buenas condiciones, son originales y dinámicos y pueden atrapar el interés de muchos niños que se caracterizan por buscar objetos o juguetes no tradicionales.
  • Pueden buscarse coches, trenes, carrozas, tranvías y autobusses de hojalata, barcos antiguos, juguetes militares como soldados de plomo o carruseles fabricados con materiales que ya están fuera de uso.

Saber más


El papel de los videojuegos y las consolas
Estas fiestas, acierta con los juguetes
El juego y el juguete para los niños y niñas de educación infantil
Regalar juguetes en Navidad
Juguetes antiguos para regalar en las fiestas

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 15 de marzo de 2011 a las 18:06 por DRA. MARNET.
El documento «¿Qué valorar a la hora de elegir un juguete?» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.