Toxicidad: mercurio en el pescado

Agosto 2017


Mercurio en el pescado: un problema para la salud


  • La presencia de mercurio en diversos pescados está detrás de muchas de las alertas de seguridad alimentaria.
  • La población más sensible (niños y mujeres durante el embarazo y la lactancia) deben limitar el consumo de determinadas especies de pescado, lo que no significa eliminar el pescado de la dieta.
  • El problema ha alcanzado una magnitud tal que la Comisión Europea se plantea regular la información que ofrece el etiquetado a los consumidores, especialmente la que se refiere al contenido de mercurio en el pescado, como el atún y el pez espada.
  • En Europa, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria señaló el umbral de riesgo: 1,6 nanogramos/kg de peso corporal a la semana.
  • Las mujeres que podrían quedarse embarazadas, que están embarazadas o que dan de lactar no deberían comer más de una pequeña porción menor de 100 gramos a la semana de pescado proveniente de las especies predadoras aunque del atún se permiten dos porciones a la semana.
  • Las especies más proclives al cúmulo de toxinas son, además del tiburón, el pez espada o emperador, los atunes, los bonitos y las caballas.
  • El pescado aporta proteínas de alto valor biológico, vitaminas A, D y B12, yodo y selenio, por lo que es necesario incluirlo en la dieta.
  • El pescado protege la salud cardiovascular: es rico en ácidos omega-3, proteínas, vitaminas y minerales, aunque puede que algunos de éstos estén de más.
  • Un estudio estadounidense demuestra que el consumo de pescado contaminado con mercurio por parte de mujeres embarazadas puede dar lugar a lesiones fetales.

Qué personas pueden ser las más afectadas?

  • Las mujeres embarazadas.
  • Las mujeres que están dando lactancia a sus bebés.
  • Los niños en las primeras etapas del crecimiento.

Una potente neurotoxina que puede ocasionar

  • Pérdidas sensoriales.
  • Temblores.
  • Déficit de coordinación muscular.
  • Problemas en el habla.
  • Pérdida de la audición.
  • Problemas visuales.


El metilmercurio es un neurotóxico que traspasa con facilidad la barrera placentaria y la barrera hermatoencefálica; de ahí lo preocupante de la exposición durante el embarazo.

¿De dónde sale el mercurio?

  • El mercurio es un metal pesado que se encuentra de forma natural en el suelo, el agua, las plantas y los animales.
  • El problema es que la actividad humana aporta grandes cantidades de mercurio al medioambiente, a través de la incineración de residuos sólidos, el uso de combustibles fósiles, o el uso del mercurio en diversas industrias.
  • El mercurio pasa a los pescados a través de su alimentación, de forma que los peces más depredadores (los más grandes) son los que acumulan mayor cantidad de mercurio.

Los efectos del mercurio en el organismo

  • La toxicidad del mercurio depende de la forma química en la que se encuentra: el metilmercurio, es, a juicio de la Organización Mundial de la Salud, uno de los 6 compuestos químicos más peligrosos presentes en el medio ambiente.
  • El mayor riesgo es a nivel del sistema nervioso: el desarrollo de las neuronas es considerado el problema de salud pública de mayor relevancia y el período de exposición durante el embarazo, el más sensible de todos.
  • También puede inducir efectos tóxicos en los riñones, el hígado y los órganos reproductivos.

Pescado sí, pero algunos, con limitaciones

  • Algunos pescados, especialmente lo que son fuente de mercurio, como el atún, el pez espada o emperador y el pez panga, deben consumirse con moderación.
  • En general por toda la población, pero especialmente, por los colectivos más sensibles a los efectos adversos de este metal.
  • Las mujeres que deseen quedarse embarazadas, estén embarazadas o en periodo de lactancia, así como los niños, no deberían comer:
    • Más de una ración (de no más de 100 g) a la semana de pescados grandes, tales como el pez espada, tiburón, granadero y lucio. Si comen esa cantidad de pescado a la semana no debería comer ningún otro pescado durante ese período.
    • Más de una ración de panga cada quince días. Este pescado no está incluido entre los que son fuente de mercurio, pero su inclusión en esa lista parece que debería reconsiderarse.
    • Atún no más de dos veces a la semana.

Saber más


Contaminación por mercurio: una visión general
Mercurio en pescado
Mercurio en el pescado

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 15 de marzo de 2011 a las 09:20 por DRA. MARNET.
El documento «Toxicidad: mercurio en el pescado» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.