El ojo rojo

Diciembre 2016


El ojo rojo es uno de los motivos de consulta (por lo general "de urgencia") más frecuentes. Sus causas pueden ser múltiples. Los casos de ojo rojo se pueden clasificar en:

Ojo rojo sin disminución de la agudeza visual

Conjuntivitis

El enrojecimiento es mayor en los bordes del ojo y en el espacio que forma el saco conjuntival. Puede deberse a una bacteria, un virus o una alergia.

Hemorragia subconjuntival

El paciente suele alarmarse mucho, pero se trata de una afección sin etiología precisa y no grave. Sin embargo, es recomendable descartar una lesión de la esclerótica subyacente o una contusión ocular.

Ojo rojo con disminución de la agudeza visual

Glaucoma agudo

Se trata de una afección violenta y unilateral. Sus manifestaciones son: dolor ocular y periocular muy intenso, además de la pupila semidilatada y fija. Tal y como lo indica su nombre, no se trata de una complicación del glaucoma crónico (GAA), sino de una afección provocada por una predisposición anatómica (ángulo iridocorneal estrecho).

Queratitis

Inflamación de la córnea acompañada de dolores, fotofobia y lagrimeo. Puede deberse a muchas causas: traumatismo (accidente con los lentes de contacto), infecciones, exposición a los rayos UV (radiación de arco eléctrico, oftalmia de la nieve), ojo seco.

Uveítis

También puede deberse a muchas causas: causas locales o regionales (patologías ORL o dentarias) o causas generales (enfermedades infecciosas o inflamatorias).

Consulta también :
El documento « El ojo rojo » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.