Deshidratación en los adultos mayores y en los bebés

Julio 2017

  • El cuerpo de un adulto está compuesto de 60 % de agua, por lo tanto hidratarse bien es fundamental para el funcionamiento del organismo.
  • La hidratación es un elemento vital al igual que una buena oxigenación.
  • La necesidad de agua varía según la persona (la necesidad de agua de un niño, de un adulto, de una persona mayor o enferma es diferente), pero también varía según la actividad física, el esfuerzo, el calor, la presencia de fiebre, etc.
  • Los signos de deshidratación pueden aparecer tan pronto como la pérdida hídrica alcanza el 10 %.
  • Los bebés, los niños pequeños, los adultos mayores y las personas enfermas están más expuestos a la deshidratación.

Los adultos mayores

  • Los adultos mayores están propensos a la deshidratación, especialmente en episodios de calor.
  • La deshidratación es una pérdida rápida y no compensada de una gran cantidad de agua.
  • Además, estas personas transpiran menos y a menudo no tienen ganas de beber espontáneamente.

Síntomas

  • Pérdida de peso.
  • Cansancio.
  • Somnolencia.
  • Sequedad de la piel y de la boca.
  • Estreñimiento.
  • Presencia de pliegues cutáneos.
  • Disminución de la cantidad de orina.
  • Disminución de la actividad cardíaca.
  • Disminución de la presión arterial.
  • Insuficiencia renal.
  • Disminución del estado de alerta.
  • Confusión....

Consultar con un médico rápidamente

Ante la aparición de estos síntomas y signos, es importante consultar con un médico rápidamente.

Las medidas indispensables a tomar

  • Hidratarse con paños húmedos.
  • Utilizar atomizadores.
  • Encender el aire acondicionado.
  • Tomar bebidas.
  • Preferir los alimentos ricos en agua como las frutas, las verduras y los productos lácteos...
  • Beber como mínimo 1,5 litro de líquido al día que puede ser aportado bajo la forma de agua, té, tisanas, zumo de frutas o sopas...

La deshidratación en los bebes

Una pérdida de peso del 10 %

  • La deshidratación de un bebé puede aparecer durante una diarrea o durante episodios caniculares.
  • Los signos de una deshidratación aparecen cuando la pérdida de peso llega al 10 % del peso del bebé.

Consultar con urgencia con un médico ante la aparición de estos síntomas

  • Ojos hundidos y ojeras.
  • Cansancio.
  • Hipotonía.
  • Lengua seca.
  • Fontanela deprimida.

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 25 de octubre de 2016 a las 21:22 por Carlos-vialfa.
El documento «Deshidratación en los adultos mayores y en los bebés» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.