Visita al ginecólogo

Febrero 2017

El examen ginecológico es indispensable para la detección de numerosas enfermedades que afectan a las mujeres. Aquí encontrarás cómo se realiza un examen ginecológico y las diversas etapas de desarrollo.


Primera visita al ginecólogo

El primer examen ginecológico se recomienda una vez que ha iniciado la vida sexual de la mujer. Se aconseja realizarlo cada año, al igual que el examen de las mamas (mamografía), que debe realizarse a partir de los 30 años.


Existen disposiciones particulares sobre la frecuencia y la realización del examen ginecológico que se realiza a mujeres con antecedentes (por ejemplo, cáncer de mama) o en riesgo de cáncer. El examen ginecológico durante el embarazo puede ser más frecuente y tiene pruebas específicas.

Tipos de estudios ginecológicos

En general, un examen ginecológico se lleva a cabo en dos situaciones distintas: cuando la paciente sufre de una enfermedad y la consulta ginecológica es parte de un procedimiento de diagnóstico; y como un examen de control o detección sistemática.


Algunos de los motivos más frecuentes de consulta son sangrado anormal, ausencia de menstruación (amenorrea), flujo vaginal (no sangre), dolor pélvico, infertilidad, enfermedad de mama y, por último, las enfermedades sexuales.

Examen ginecológico

Preguntas frecuentes que hace un ginecólogo

El diálogo entre el ginecólogo y la paciente es para determinar los motivos de la consulta. El doctor pide información sobre el historial familiar, los síntomas que manifiesta y datos sobre la actividad sexual y de su pareja (por ejemplo, las enfermedades del cónyuge).

Exámenes ginecológicos de rutina

El examen de los órganos sexuales se compone de varios pasos que ayudan a diagnosticar e identificar los diferentes tipos de enfermedades.


La inspección y palpación del abdomen, el examen del perineo e inspección de los órganos genitales externos con el fin de detectar algunas enfermedades infecciosas. Así como el examen pélvico, hecho con un instrumento llamado espéculo (plástico o metal), que le permite realizar una mejor exploración (identificación de cáncer) del cuello uterino, el moco cervical (prueba de esterilidad) y la cavidad uterina.

El espéculo se utiliza para determinar la causa de la hemorragia genital y realizar varios retiros (bacteriológicos, parasitológicos y virológicos). Durante este examen, el especialista realiza una prueba de Papanicolaou para detectar la presencia de cáncer de cuello uterino.

La palpación vaginal le permite examinar la cavidad pélvica y evaluar el estado del cuello uterino, la parte de la uretra y la vejiga. Durante el examen ginecológico de una mujer virgen, el examen con espéculo vaginal y la palpación pueden no realizarse.

Examen de mamas

El objetivo es verificar la integridad de la mama e identificar cualquier anomalía (bultos o secreción del pezón). También desempeña un papel vital en la identificación y detección de cáncer de mama. Este examen se lleva a cabo en dos etapas: la inspección (asimetría y anomalías visibles) y la palpación.

Foto: © Tom Schoumakers – Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 6 de octubre de 2016 a las 00:58 por gslaura.
El documento «Visita al ginecólogo» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.