Análisis bacteriológico de las secreciones genitales

Julio 2017

El análisis bacteriológico de las secreciones genitales permite detectar e identificar las bacterias responsables de infecciones genitales, así como enfermedades de transmisión sexual.


Por qué efectuar un estudio bacteriológico de las secreciones genitales

Un estudio del flujo vaginal es efectuado en la mujer en caso de sospecha de una infección del órgano genital con síntomas como leucorrea (flujos blancos) o prurito vulvar (irritaciones de la vulva).

El examen microscópico de la flora es seguido la mayoría de las veces por el cultivo en búsqueda de los gérmenes responsables. Estos análisis son completados por un antibiograma en ciertos casos.

Los estudios microbiológicos más frecuentes son:

El cultivo vaginal, que permite diagnosticar la micosis, la vaginosis bacteriana o incluso buscar las bacterias de riesgo de infección materno-fetal y neonatal;

El cultivo del endocérvix (parte interna del cuello de útero), que analiza las muestras tomadas del endocérvix y permite diagnosticar una endocervicitis.

Cuáles son los valores normales de un análisis bacteriológico de las secreciones genitales

La flora vaginal naturalmente contiene bacterias como los lactobacilos o la flora de Döderlein. Pero tan pronto como hay una infección, esto se traduce en un aumento del número de los leucocitos que son la mayoría de las veces polinucleares neutrófilos.


Si existe un desequilibrio, se procede a hacer un cultivo para determinar la bacteria responsable de la infección.

Resultados de un análisis bacteriológico de las secreciones genitales

En caso de presencia de Neisseria gonorrhoeae y Chlamydia trachomatis, se trata de una endocervicitis.


Si se detecta el germen Trichomonas vaginalis, se trata de una infección vaginal.

Un aumento de Gardnerella vaginalis, micoplasmas (Mycoplasma hominis), y el hallazgo de especies de Mobiluncus y gérmenes anaeróbicos están asociadas con la vaginosis bacteriana.

Por otra parte, la vaginitis bacteriana está relacionada con la presencia de la bacteria Staphylococcus aureus, la micosis vaginal con el hongo Candida albicans, y una infección parasitológica por la detección de los microorganismos Tricomonas y Actinomyces.

Atención

Los resultados no constituyen un diagnóstico. Deben ser interpretados y valorados por el médico tratante a fin de prescribir el tratamiento más adecuado para el paciente.

Foto: © Maciej Bledowski - Shutterstock.com

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 11 de julio de 2016 a las 16:27 por Carlos-vialfa.
El documento «Análisis bacteriológico de las secreciones genitales» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.