Dolor en el omoplato

Noviembre 2016

Los dolores en el omoplato son el signo de patologías variadas, la mayoría de las veces de origen funcionales. En casos menos frecuentes, este tipo de dolor puede ser indicador de enfermedades más serias.


Cuándo consultar por un dolor en el omoplato

Los dolores al nivel del omoplato son debidos, la mayoría de las veces, a una patología funcional ya conocida. En caso de aparición de síntomas dolorosos e intensos y sin causa aparente (traumatismo), es imperativo consultar a un médico en la brevedad posible.

Cuál es la definición y función del omoplato

El omoplato o escápula, es un hueso plano de forma triangular con una punta inferior, que está situado en la parte posterior del hombro.


El omoplato está compuesto esencialmente de tres elementos: el acromion, protuberancia ósea que se articula con la clavícula, la cavidad glenoidea, que se articula con el húmero, y el coracoides, lugar de inserción de ligamentos y músculos del hombro y el brazo.

En resumen: el omoplato sirve de cavidad y de punto de inserción a numerosos músculos y tendones del brazo, del cuello y del tórax.

Dolores en el omoplato debidos a un traumatismo

Fractura del omoplato

La mayoría de las veces benigna, la fractura del omoplato es también rara, los músculos que cubren el hueso lo protegen de traumatismos. Una fractura del omoplato se da solo en caso de choques violentos sobre la cara externa del hueso.

El tratamiento más frecuente consiste en una inmovilización corta (codo al cuerpo) y una reeducación para evitar una anquilosis del hombro. Una fractura del coracoides necesita una reeducación funcional. Según el ángulo y la violencia del choque, diferentes tipos de fracturas son posibles. Según su gravedad, tratamientos más o menos pesados.

Una fractura de la glena puede requerir una intervención quirúrgica en caso de desplazamiento importante. La fractura del acromion también contempla la posibilidad de cirugía si hay una modificación del espacio subacromial. El tratamiento para una fractura articular del cuello quirúrgico varía en función del desplazamiento de la superficie articular glenoidea.

Inestabilidad y luxación del hombro

El hombro es la articulación más móvil del organismo. La inestabilidad del hombro resulta de un desequilibrio entre movilidad y estabilidad de la articulación. Constituye un factor de riesgo de luxación o subluxación (luxación incompleta) de la articulación, especialmente en la persona joven y deportiva (ejemplo: deportes de lanzamiento).

En caso de luxación del hombro, la unión de los ligamentos situados alrededor del hombro (llamada rodete glenoideo) se desprende del borde del omoplato, la mayoría de las veces adelante y abajo. Una inestabilidad del hombro y episodios de luxaciones o subluxaciones repetidos pueden provocar un desgaste del borde del omoplato, que es revelado por un examen radiográfico.

Síndrome del angular del omoplato

El angular del omoplato o músculo elevador de la escápula une el omoplato a la parte posterior del raquis.

Por cansancio o en consecuencia de una mala posición (por ejemplo: cabeza torneada de manera prolongada) o un esfuerzo, este músculo puede contraerse. Esta contracción agrava el bloqueo de la tercera, cuarta o quinta vértebra cervical, la mayoría de las veces responsables de esta patología.

Los síntomas incluyen dolor dorsal alto, dolor en cervicales bajos, disminución de la movilidad del cuello, y eventualmente, dolores irradiantes en el brazo o en el hombro.

Desgarro del músculo romboides

El músculo romboides es un músculo torácico oblicuo, situado entre el raquis y la escápula (omoplato). Esta lesión muscular se produce sobre todo en la práctica deportiva. Resulta de la separación brutal del omoplato o de un esfuerzo demasiado importante en uno de los brazos.

La ecografía pone en evidencia un rasgón del músculo romboides, que necesita una inmovilización de dos o tres semanas para permitir la cicatrización.

Qué otras patologías pueden causar los dolores del omoplato

Tendinitis

Una tendinitis que afecta uno de los tendones del área escapularia (el hombro, el omoplato y el cuello) puede ser el causante de dolores agudos, localizados en el omoplato.

Artritis o artrosis

Un dolor localizado al nivel del omoplato puede también ser el signo de un desgaste de la articulación del hombro (artrosis) o una inflamación (artritis).

En caso de una artritis, la inflamación de la articulación del hombro puede irradiar hacia el omoplato y provocar dolores crónicos e intensos, en la región escapularia. Como el origen de una artritis puede ser especialmente infeccioso, inflamatorio o genético, se necesita un tratamiento adaptado.

La artrosis del hombro (omartrosis), mucho más rara que la artrosis de la cadera o de la rodilla, así como la artrosis cervical (patología frecuente) también pueden ser los causantes de dolores del omoplato.

Patología óseas cercanas

En casos raros, los dolores del omoplato pueden ser debidos a varias patologías óseas cercanas, especialmente los tumores primitivos o metástasis, la enfermedad de Paget o la osteítis inflamatoria.

Fibromialgia

Los dolores al nivel de los omoplatos y en la región interescapularia (entre los hombros) son síntomas dolorosos de la fibromialgia. En este caso, estas zonas son sensibles a la presión.

Importante: el diagnóstico de fibromialgia se basa en el examen de otros numerosos síntomas (cansancio, trastornos del sueño, trastornos psicológicos, etc.), aisladamente dolores al nivel de los omoplatos.

Problemas cardíacos

Ciertos problemas y patologías cardíacas (angina de pecho, infarto de miocardio) pueden manifestarse por dolores irradiantes que parten del pecho y afectan particularmente el brazo, el cuello, la garganta, la mandíbula y el omoplato.

En todos los casos, la aparición brutal de este tipo de síntomas es un motivo de consulta médica inmediata.

Otras causas pueden provocar más raramente este tipo de dolores. Sólo el médico que efectuará un examen podrá confirmar el diagnóstico.

Consulta también :
El documento « Dolor en el omoplato » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.