Dolor de ovarios: causas y tratamiento

Septiembre 2016

Los ovarios no duelen, lo que provoca los dolores en el abdomen o bajo vientre son los desequilibrios del aparato reproductor femenino.

Puede tratarse de un dolor de intensidad cambiante en la zona de debajo del ombligo, un pinchazo en alguno de los dos lados del vientre (a la altura de los ovarios) o bien calambres o molestias en el vientre acompañadas de menstruaciones largas.

Causas del dolor de ovarios

El dolor originado por la menstruación es uno de los motivos más frecuentes. La causa de este dolor se encuentra en la prostagladina, una sustancia que provoca las contracciones de la musculatura del útero.

También lo provoca la dismenorrea, una ovulación dolorosa, la ruptura de un quiste, la anexitis (inflamación de los anexos del útero) y el embarazo ectópico.

Una patología frecuente asociada al dolor de ovarios es la endometriosis. En efecto, cada mes las células del endometrio crecen y se engrosan para acoger a un posible óvulo fecundando. Cuando estas células crecen fuera del útero (en la vejiga, el intestino o los ovarios) se habla de endometriosis.

Tratamiento para el dolor de ovarios

Para calmar el dolor se utilizan algunos fármacos de tipo antiinflamatorio y analgésico. Los antiinflamatorios no esteroideos (AINES) que han demostrado mayor eficacia son: el diclofenaco, el ibuprofeno, el naproxeno o la aspirina.

Para tratar los dolores menstruales se recomienda caminar bajo el sol, si es posible, para activar la circulación y relajar el cuerpo. Del mismo modo, colocar una bolsa de agua caliente sobre el vientre calma el dolor.

Además, cuando la menstruación venga acompañada de sangrado abundante tendrás que hidratarte mucho bebiendo agua, al menos dos litros al día. El té de canela apacigua el dolor. Por el contrario, no deberías consumir pan ni azúcar refinada o blanca.

Si los dolores de vientre son agudos o persistentes habrá que trabajar también con el plano emocional, ya que la tensión excesiva y los sentimientos de culpa o de inferioridad predisponen a padecer estos dolores de ovarios.

Por otra parte, algunos tipos de masajes, así como la acupuntura, la reflexología y el reiki, también ayudan a calmar el dolor.

No obstante, si ninguno de los elementos mencionados anteriormente es la causa del dolor menstrual, lo más razonable es adoptar hábitos saludables como hacer ejercicio y seguir una dieta equilibrada.

Foto: © Fotolia.

Consulta también :
Este documento intitulado « Dolor de ovarios: causas y tratamiento » de Ccm (salud.ccm.net) esta puesto a diposición bajo la licencia Creative Commons. Puede copiar, modificar bajo las condiciones puestas por la licencia, siempre que esta nota sea visible.