Abuso sexual: vigilar el comportamiento de los familiares

Julio 2017



Millones de adultos pueden haber sido víctimas de maltrato o abuso sexual por algún familiar durante su infancia. Sin embargo, sólo unos miles de casos de violencia sexual al menor de edad son constatados cada año.

Más del 90 % de los casos de violación o maltrato sexual por el padre o algún familiar no son denunciados.

Varias manifestaciones médicas, generales y génito-anales pueden evocar un diagnóstico de maltrato o abuso sexual en el menor.

Una modificación del comportamiento, aunque no es específica al maltrato o abuso sexual, pero asociada a las manifestaciones génito-anales pueden evocar un abuso sexual.

Comportamientos anormales de los familiares, amigos o personas cercanas pueden también alertar y permitir ayudar a un niño o a un adolescente víctima de maltrato o abuso sexual.

Cuando el menor es acompañado a la consulta médica por uno de sus 2 padres, por ambos o por uno o más familiares cercanos, se recomienda prestar atención al comportamiento de los padres o de los familiares del menor víctima de maltrato o abuso sexual.

Es necesario observar cuidadosamente la actitud del adulto frente al menor y frente al profesional así como la actitud de los adultos entre ellos.

Es necesario contemplar que el adulto que acompaña al menor pueda ser el autor o el testigo pasivo del maltrato o abuso sexual.

Actitudes de los familiares o de los padres frente al menor

  • Padre o familiar que tiene una proximidad corporal inadaptada con el menor.
  • Padre o familiar que se impone en la consulta médica e impide al menor expresarse.
  • Indiferencia del adulto frente del menor, ausencia de la mirada, de gestos y de palabra con esa curiosa sensación de no sentirse concernido.

Actitudes inadaptadas de los familiares


Ciertos comportamientos de los padres o de los familiares frente a los profesionales de salud, de la policía o de los jueces pueden poner a veces sobre la pista del maltrato o abuso sexual:
  • Negar o esperar demasiado tiempo para tratar medicamente o psicológicamente al menor.
  • Negarse a dar explicaciones claras sobre las circunstancias, permanecer evasivo e incoherente o dar informaciones diferentes regularmente.
  • Minimizar o discutir las manifestaciones vividas por el menor.
  • Acusar al menor de mentiroso y denigrarlo.
  • Rechazar sistemáticamente las investigaciones médicas solicitadas así como el seguimiento social.
  • Ser agresivo y estar a la defensiva en contra de los profesionales de la salud.

Saber más

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 28 de septiembre de 2012 a las 11:15 por DRA. MARNET.
El documento «Abuso sexual: vigilar el comportamiento de los familiares» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.