Esclerosis múltiple: tratamientos de otros síntomas

Julio 2017


La Esclerosis múltiple o esclerosis en placas es la enfermedad neurológica no traumática más frecuente del sistema nervioso central en el adulto joven. La esclerosis múltiple es la primera causa de discapacidad no traumática en los adultos jóvenes.

Los síntomas de una esclerosis múltiple aparecen en forma de ataques y pueden durar desde 24 horas hasta algunos días, luego disminuyen de intensidad y hasta pueden desaparecer. Los síntomas varían según los lugares donde el sistema nervioso central es afectado.

Los principales síntomas de la enfermedad son hormigueos, parálisis pasajera de un miembro, visión borrosa o disminución de la agudeza visual de un ojo, pérdida de equilibrio, incontinencia, trastornos de la memoria, problemas de atención y cansancio.

Además de los tratamientos de fondo de los síntomas típicos de la esclerosis múltiple y de la reeducación, otros tratamientos pueden serles propuestos a los enfermos según los síntomas asociados que presentan.

La espasticidad


Las sesiones de reeducación son primordiales en los pacientes que presentan episodios de espasticidad con el fin de evitar la aparición de una hipertonía.

La espasticidad que está presente en numerosos enfermos que presentan una esclerosis múltiple puede ser aliviado por medicamentos antiespásticos.

En las personas que presentan formas severas de espasticidad, otros tratamientos como inyecciones de toxina botulínica o una intervención neuroquirúrgica pueden ser aconsejados.

Otros trastornos neurológicos


Las crisis epilépticas pueden ser tratadas por medicamentos antiepilépticos.

El cansancio


El cansancio, síntoma importante asociado con los trastornos neurológicos de la esclerosis múltiple, debe necesitar un tratamiento particular y adaptado a cada enfermo.

Los medicamentos antidepresivos son a menudo aconsejados así como un tratamiento psicoterapeutico debido a la presencia de una depresión asociada.

Los trastornos sexuales


Los trastornos de la erección pueden ser mejorados con tratamientos medicamentosos. Un tratamiento de un sexólogo o de un psicoterapeuta es aconsejado en numerosas situaciones.

Los dolores


Los dolores son tratados por analgésicos, medicamentos antidepresivos tricíclicos o por ciertos antiepilépticos.

Los dolores neuropáticos son aliviados por medicamentos antiepilépticos, medicamentos antidepresivos tricíclicos o benzodiazepinas.

Los trastornos urinarios


Los trastornos urinarios, muy frecuentes durante esta enfermedad, necesitan una vigilancia estrecha y un tratamiento rápido. De hecho, no tratados, estos trastornos pueden provocar complicaciones más severas.

La realización de un examen urodinámico y radiológico, que comprenden una ecografía, una urografía intravenosa así como uno o varios exámenes citobacteriológicos de orina (ECBU), son efectuados.

Pueden aparecer un disuria (dificultad en la evacuación de las orinas), una pérdida involuntaria de las orinas, ganas imperiosas de orinar, un residuo postmiccional e infestaciones urinarias.

Diferentes tratamientos, anticolinérgicos, alfabloqueantes, cateterización, antibióticos y reeducación perineal pueden ser propuestos en función a los síntomas.

Los enfermos afectados por una esclerosis múltiple deben hidratarse bastante para evitar la aparición de infecciones urinarias frecuentes y de cálculos urinarios.

La depresión y la ansiedad


La depresión y la ansiedad, presentes en la mayoría de los enfermos, deben tratarse con la ayuda de tratamientos medicamentosos o con la ayuda de psicoterapia.

Saber más

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 8 de octubre de 2012 a las 18:27 por Carlos-vialfa.
El documento «Esclerosis múltiple: tratamientos de otros síntomas» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.