Parálisis facial

Agosto 2017



  • La parálisis facial es una lesión del nervio facial.
  • El nervio facial es un nervio mixto y doble de la cara, que se encarga de cuatro tipos de funciones:
    • de la movilidad de los músculos de un lado de la cara: del lado derecho o del lado izquierdo. Controla también un músculo muy pequeñito del oído, que se encarga de amortiguar los ruidos muy fuertes; y dos músculos del cuello.
    • de recoger la sensibilidad del conducto del oído.
    • de controlar las lágrimas y la saliva.
    • del sentido del gusto, en la parte anterior de la lengua.
  • La parálisis facial casi siempre es causada por:
    • O bien un daño o hinchazón del nervio facial, el cual lleva señales del cerebro a los músculos de la cara.
    • O bien un daño al área del cerebro que envía señales a los músculos de la cara.

¿Cuáles son los síntomas de la parálisis facial?

  • Ausencia de la movilidad voluntaria de los músculos de una mitad de la cara, del lado derecho o del lado izquierdo, observándose esa mitad de la cara fláccida, sin arrugas ni surcos.
  • Imposibilidad para cerrar el ojo.
  • Se desvía la boca hacia el lado y hacia abajo de la mitad de la cara afectada.
  • Dolor en el oído cuando se produce un ruido fuerte: también puede doler el oído de forma espontánea cuando la causa es un virus.
  • Ausencia de sensibilidad del conducto del oído del lado afectado.
  • Ausencia de lágrimas.
  • Ausencia de saliva en la mitad de la boca afectada.
  • Ausencia de gusto en la parte anterior de la lengua, en la mitad de la cara que está paralizada.

A veces no aparecen todos los síntomas descritos

  • Los síntomas a veces no se presentan con la misma intensidad, ya que la parte de la frente, por ejemplo, suele tener fibras nerviosas que provienen del nervio facial sano de la otra mitad del rostro, y suplen en parte la función del lado de la parálisis.
  • Los síntomas dependen de la mayor o menor extensión del nervio que se halle afectada, ya que dependiendo de ello algunos síntomas no aparecerán.
  • Si el causante de la parálisis facial ha sido el virus herpes zóster puede aparecet también sordera y vértigos (síndrome de Ramsay-Hunt).

¿Cuáles son las causas?

  • La parálisis facial periférica puede producirse por muy variadas razones.
  • En el 40% de los casos la causa es desconocida: se la conoce en medicina como parálisis facial a frigore, o parálisis de Bell.
  • Un traumatismo es el responsable en el 25% de los casos.
  • Los tumores que presionen el nervio facial, el virus del herpes zoster, las infecciones agudas y crónicas del oído y, en menor medida, ciertas enfermedades del organismo que afectan de forma secundaria al nervio facial.
  • Un accidente cerebrovascular puede causar parálisis facial.
  • La Enfermedad de Lyme.
  • La sarcoidosis.

Parálisis facial sin causa conocida, parálisis facial a frigore o parálisis de Bell

  • Se trata de una parálisis del nervio facial sin causa conocida.
  • Dos posibles orígenes:
    • Una lesión por la mala circulación de la sangre al nervio facial.
    • Una infección directa del nervio facial producida por virus.
  • Aparece de forma brusca, en cuestión de horas.
  • La mayoría de las veces no puede asociarse a ningún otro padecimiento.
  • Su evolución es benigna, recuperándose completamente en el 80% de los casos.
  • El periodo de recuperación oscila entre uno y seis meses.

Parálisis facial traumática

  • Se produce por traumatismos externos como:
    • accidentes de tráfico con afectación de la cabeza.
    • durante el parto puede ocasionar parálisis facial en el recién nacido.
    • en las operaciones del cerebro, oído o de la glándula parótida (que es donde se producen las paperas en los niños).
    • por heridas de arma blanca en esta zona.

Saber más

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 16 de octubre de 2012 a las 10:23 por DRA. MARNET.
El documento «Parálisis facial » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.