Causas de dolor pélvico crónico

Julio 2017



  • El Síndrome de dolor pélvico crónico engloba un conjunto de enfermedades mal conocidas que limitan la calidad de vida de los pacientes, pudiendo llegar a ser invalidantes.
  • Afecta tanto a hombres como mujeres de cualquier edad.
  • Sus causas son múltiples y pueden originarse en:
  • el aparato genital.
  • el sistema urinario.
  • el aparato digestivo.
  • el sistema neuromuscular.
  • Las personas con este problema no encuentran alivio fácil y típicamente peregrinan de un médico a otro buscando solución.

¿Cuándo hablamos de dolor pélvico crónico?

  • Se entiende por dolor pélvico crónico al dolor de localización pélvica, es decir en el abdomen bajo, que evoluciona por un periodo superior a 6 meses.
  • Se trata casi con toda probabilidad del motivo de consulta más frecuente en la mujer, pudiendo variar en sus características de la localización y en la intensidad.

¿Cuáles son sus causas en la mujer?

  • Basicamente estas causas pueden dividirse en dos grupos: cíclicas y no cíclicas, lo que puede ayudar a discernir si hay un origen del dolor relacionado con el ciclo menstrual o no.

Causas predominantemente no cíclicas

  • Enfermedad pélvica inflamatoria.
  • Adherencias pélvicas.
  • Malposición uterina: neoplasias de aparato genital.
  • Trastorno músculo-esqueléticos.
  • Alteraciones gastrointestinales.
  • Patología urinaria.
  • Factores psicológicos.
  • Sin anomalías orgánicas demostrables.

Causas cíclicas, en relación con el ciclo menstrual

  • Dolor provocado por la ovulación.
  • Dismenorrea primaria o dolor provocado por la menstruación.
  • Dismenorrea secundaria a endometriosis, adenomiosis, endometritis, estenosis cervical y leiomioma.
  • Los dolores provocados por el DIU o dispositivo intrauterino.
  • El llamado Síndrome premenstrual.

¿Cómo podemos llegar a un diagnóstico?

  • Un dolor que persiste más allá de 6 meses debe ser investigado, tanto desde el punto de vista somático como del psicosocial.
  • Así, el estudio del problema no se puede considerar completo si no se responde a numerosas cuestiones y se revisan todas las variables posibles.
  • Debe realizarse un interrogatorio extenso y preciso.
  • Una exploración completa y una análisis de sangre.
  • Una ecografía pélvica transvaginal de preferencia.
  • Finalmente, y como último recurso, queda la posibilidad de realizar una laparoscopia, intervención quirúrgica sencilla que debe realizarse generalmente bajo anestesia general y que va a permitir el examen directo de la pelvis.
  • Otras exploraciones, como la resonancia magnética, pueden ser útiles.
  • En ocasiones intervienen diversos especialistas en su diagnóstico como urólogos, digestólogos y traumatólogos.

¿Cuál es el tratamiento?

  • En los casos en los que se ha podido determinar la causa lo más importante es tratarla siempre que sea posible.
  • Generalmente, se iniciará mediante un tratamiento farmacológico en aquellos casos de un dolor de origen no canceroso.
  • En primera instancia se suelen utilizar los salicilatos.
  • En caso de que éstos fracasen, la siguiente opción terapéutica son los antiinflamatorios no esteroideos.
  • En tercer lugar, nos encontramos con la terapia adyuvante con antidepresivos tricíclicos.
  • Los opiáceos están en cuarto lugar cuando no se han obtenido buenos resultados con todos los medicamentos anteriormente mencionados.
  • En algunos casos, el tratamiento ha de ser quirúrgico específico, según aquellas situaciones en las que se haya encontrado una aparente o posible causa del dolor, como por ejemplo la liberación de adherencias, la fijación uterina o la propia histerectomía.
  • En otras ocasiones, se puede realizar un tratamiento quirúrgico de las vías del dolor y practicar la ablación de los nervios uterosacros, la neurectomía presacra y la cordotomía o rizotomía, técnicas quirúrgicas todas ellas que tienen como meta fundamental la sección de los nervios que transmiten las sensaciones dolorosas.

Saber más

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 19 de octubre de 2012 a las 19:03 por DRA. MARNET.
El documento «Causas de dolor pélvico crónico» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.