Enfermedades de la vulva

Julio 2017

El área genital femenina externa o vulva puede verse afectada por diversos problemas médicos, tanto leves como graves. Por eso, detectar y tratar las posibles anomalías en una etapa temprana evitará que se conviertan en problemas médicos graves.


Partes de la vulva u órganos sexuales externos de la mujer

La vulva es el área genital femenina externa. La parte carnosa de esta zona que queda directamente sobre el hueso del pubis se llama monte de venus.

Los labios exteriores de la vulva son los labios mayores y a los labios interiores se les conoce como labios menores.

El clítoris está situado en el extremo superior de los labios menores y lo cubre parcialmente un pliegue de tejido llamado capuchón.

El perineo hace referencia al área entre el ano y la vagina.

El vestíbulo se encuentra entre los labios interiores. La vagina y la uretra abren hacia esta zona. Precisamente dentro del vestíbulo están las aberturas de las glándulas que producen la lubricación.

Cómo examinar los genitales femeninos externos

El examen se debe practicar una vez al mes. Es muy importante lavarse las manos antes de empezar. En primer lugar, hay que acostarse o sentarse en una posición cómoda, cerca de una luz clara e intensa y con un espejo de mano. La clave es encontrar la posición desde la que se pueda ver claramente el área de la vulva, el perineo y el ano.


A continuación, separa cuidadosamente los labios exteriores de la vulva y busca signos o indicios de algún problema. Después, separa los labios interiores y examina el área entre los mismos y la abertura de la vagina. Retira cuidadosamente el capuchón del clítoris y observa el área de debajo y la punta del clítoris. Para terminar, examina el área de alrededor de la uretra, el perineo, el ano y el área que rodea a los labios mayores.

Por qué se debe examinar la vulva

El objetivo del examen es la búsqueda de posibles anomalías, por ejemplo, zonas enrojecidas, hinchazón, manchas oscuras o claras, ampollas, protuberancias y cualquier otro cambio visible.

Qué síntomas pueden provocar dolor genital

Los síntomas incluyen prurito vulvar, sangrado, malestar, ardor.

Enfermedades de los genitales femeninos externos

Si aparece algún síntoma o tienes indicios de un problema deberás consultar al médico. Él te examinará, y si fuera necesario, realizará pruebas o tomará algunas muestras. Los mismos síntomas pueden dar lugar a diferentes tipos de problemas de la vulva.

Infecciones por levadura (hongos) en los genitales femeninos

Las infecciones por levadura (hongos) constituyen el tipo más común de infección de la vulva. A menudo la vagina también está infectada.

Aunque los síntomas de una infección por levadura (hongos) incluyen enrojecimiento, picazón y un flujo blancuzco y con coágulos, también pueden provocar una sensación de ardor al orinar.

Para poder realizar el diagnóstico hay que tomar una muestra del flujo y examinarla al microscopio.

El tratamiento suele consistir en mantener una buena higiene de la zona y aplicar medicamentos fungicidas como cremas o tabletas (o ambas). Estos fármacos pueden insertarse en la vagina o aplicarse sobre la piel de la vulva y se adquieren sin receta médica. Algunos médicos pueden recetar una dosis única que se toma por vía oral. Si los síntomas no desaparecen con el tratamiento, se debe acudir al médico.

Dermatitis vulvar

La dermatitis por contacto se debe a la irritación de la piel de la vulva. No siempre es fácil encontrar la causa. Los síntomas principales son el enrojecimiento y picazón de la zona.
Para diagnosticarla hay que examinar el área e investigar sobre las cosas que entran en contacto con la vulva.

El primer paso del tratamiento de este problema consiste en eliminar el origen de la irritación que puede ser ocasionada por el uso de papel higiénico perfumado o teñido, ropa interior, trajes de baño, jabones, detergentes o suavizadores de ropa, talco, desodorantes de higiene femenina, toallas sanitarias con desodorante, espumas, cremas, jaleas espermicidas, productos de látex como diafragmas o condones y hiedra venenosa o plantas similares.

Cuidado e higiene de los órganos sexuales externos de la mujer

Es muy importante mantener la vulva limpia y seca.


La ropa que utilices también puede influir, por eso, vístete solamente con ropa interior de algodón y evita el uso de pantalones y ropa interior ajustados, especialmente para dormir. Tampoco se recomienda el uso de pantimedias a menos que tengan una entrepiernas de algodón.

No uses toallas sanitarias ni tampones con desodorantes o revestimiento de plástico, jabón o papel higiénico perfumados, lavados íntimos, desodorantes o talcos femeninos.

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 28 de octubre de 2015 a las 18:42 por IsraelCCM.
El documento «Enfermedades de la vulva» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.