Síntomas, causas y tratamiento de la endometriosis

Junio 2017

La endometriosis se caracteriza por una presencia anormal de fragmentos de endometrio localizados fuera del útero y se define como una enfermedad ginecológica progresiva que afecta aproximadamente al 2 % de las mujeres.


Qué es la endometriosis

El endometrio se compone de los tejidos que cubren la cavidad uterina. Cuando el óvulo no es fertilizado, el endometrio entra en una etapa de necrosis, solo para ser eliminado durante la menstruación y ser renovado después. La endometriosis se manifiesta cuando estos tejidos se desarrollan fuera del útero y no puede ser evacuados a través del ciclo menstrual. La localización de la endometriosis es, por lo general, en los ovarios (con la formación de quistes), recto, intestinos, vejiga y el revestimiento de la zona pélvica.

Qué es la endometriosis digestiva

Cuando la endometriosis se presenta en los órganos de otros sistemas, como el recto, se habla de endometriosis digestiva. En raras ocasiones, también puede dañar al intestino; la afectación del tracto gastrointestinal está asociada, principalmente, a una forma de endometriosis severa.

Qué es la endometriosis pulmonar

Cuando la endometriosis afecta a los pulmones y la pleura, se habla de endometriosis pulmonar, antes se clasificó como endometriosis torácica, que se manifiesta sobre todo con un neumotórax catamenial que se produce durante la menstruación. El bloqueo de la acción del estrógeno sobre el endometrio constituye el principal tratamiento médico de la endometriosis.

Qué es la endometriosis vesical

Cuando el endometrio coloniza la vejiga durante el ciclo menstrual, se habla de endometriosis vesical. Esta forma de endometriosis es relativamente rara, sin embargo, causa daño a la vejiga. El tratamiento propuesto es realizar una cistectomía parcial. Practicada con una laparoscopia, la cirugía puede eliminar las partes de la vejiga demasiado afectadas por la endometriosis.

Qué es la endometriosis profunda

Cuando estas lesiones tocan la pared de los órganos pélvicos, la endometriosis se califica como profunda, una de las formas más graves de endometriosis que también causa infertilidad. En caso de dolor intenso o deseo de tener hijos, se puede considerar la cirugía.

Qué causa la endometriosis

Las causas se derivan de una anormalidad del endometrio que se coloca fuera del útero y no puede ser expulsado.

Factores de riesgo de la endometriosis

Muchos pueden ser los factores desencadenantes de la endometriosis. La enfermedad afecta principalmente a las mujeres jóvenes, entre 25 y 35 años de edad, pero también adolescentes. Durante el período de la menopausia, es muy raro que se desarrolle la endometriosis. Una predisposición familiar puede ser un factor de riesgo. La presencia de dolor pélvico en una mujer cuya madre sufre de endometriosis debe, por lo tanto, tomarlo muy en serio. La exposición intrauterina al dietilestilbestrol también aumenta el riesgo. La menstruación precoz, dolorosa y corta puede aumentar los factores de riesgo. Incluso la asociación infertilidad y endometriosis representan, con el tabaquismo, antecedentes ginecológicos como malformaciones congénitas obstructivas, legrado uterino, electrocauterización del cuello o el uso de dispositivos intrauterinos (DIU), un alto riesgo de que se manifieste la enfermedad.

Síntomas y características de la endometriosis

Los síntomas de la endometriosis varían de una mujer a otra y el intervalo de tiempo entre la aparición de los primeros síntomas y el diagnóstico de la endometriosis es de un par de años. Entre los signos clínicos de la endometriosis, se encuentran el dolor abdominal bajo y sangrado frecuente. La infertilidad es una complicación, también puede provocar dolor durante las relaciones sexuales. En el caso de la endometriosis leve, los fragmentos se fijan en el útero, los ovarios y las trompas de Falopio. En una forma más severa, los quistes (endometrioma) pueden formarse en el útero o el ovario y como adherencia que unen a los órganos. La enfermedad tiende a desaparecer espontáneamente después de la menopausia. Algunas personas no muestran ninguna manifestación y la endometriosis se descubre de manera fortuita durante un examen de infertilidad.

El dolor pélvico crónico se localiza en la parte inferior del abdomen y también puede llegar hasta las piernas y la parte baja de la espalda. El dolor persistente durante semanas o meses puede evocar la presencia de endometriosis e incluso causar una pérdida de conciencia en caso de un fuerte dolor.

Una endometriosis provoca dolores importantes durante la menstruación que pueden ser hemorrágicos. También pueden aparecer dolores entre los ciclos y previo a la menstruación (dismenorrea).

La presencia de dolor durante las relaciones sexuales (dispareunia) es otra característica de esta enfermedad. Además, por asociación, también se manifiestan problemas digestivos o urinarios relacionados con la endometriosis, como diarrea o estreñimiento, dolor durante la defecación, sangrado rectal, dolor o ardor al orinar, dificultad para vaciar la vejiga o hematuria. Incluso cansancio crónico es un síntoma frecuente en el caso de la endometriosis, este cansancio puede agravarse por el tratamiento. La endometriosis puede causar infertilidad y la presencia de pérdidas oscuras al final del ciclo menstrual o después de una relación sexual, la aparición de náuseas, vómitos, mareos y a veces dolor en los pulmones o en el pecho durante la menstruación, así como tos.

Cómo se detecta una endometriosis

El diagnóstico de la endometriosis se basa en un examen ginecológico y una ecografía cuyo objetivo es detectar los endometriomas. A veces se realiza una imagen por resonancia magnética (MRI), una laparoscopia o celioscopia que consiste en examinar la cavidad abdominal con la ayuda de un endoscopio. La laparoscopia tienen dos ventajas considerables: la identificación formal de la endometriosis y la capacidad de eliminar las lesiones de endometriosis durante la exploración.

Cómo se cura una endometriosis

El tratamiento de la endometriosis se indica a las mujeres sin hijos o que tienen un problema de fertilidad, cuando se manifiesta dolor severo. La abstención al tratamiento se recomienda en mujeres jóvenes (menores de 35 años), en el que la endometriosis es mínima y no hay efectos sobre los ovarios. Si se prescribe un tratamiento, la revisión médica regular es necesaria. La cura de la endometriosis tiene el propósito de reducir el tejido no deseado, teniendo en cuenta las hormonas que tienen efectos negativos sobre la proliferación de estos tejidos, la laparoscopia o celioscopia, además del diagnóstico de la enfermedad, permiten intervenir en caso de adherencias y eventuales endometriomas.

Tratamiento para la endometriosis

El tratamiento hormonal se prescribe generalmente en la primera instancia, con los fármacos antiestrógeno, diseñados para reducir el sangrado y las lesiones: anticonceptivos orales combinados o dispositivos intrauterinos. En alternativa de los tratamientos de la menopausia artificiales se hacen a través de inyecciones mensuales de la GnRH (hormona liberadora de gonadotropina), capaz de detener el ciclo y luego se reanuda después de dos o tres meses de la detención de tratamiento. El tratamiento basado en fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) puede prescribirse para calmar el dolor asociado con la endometriosis.

Endometriosis y embarazo es posible

En caso de que el tratamiento hormonal falle y la paciente desee tener un embarazo, se puede considerar la intervención quirúrgica. Se realiza con láser y tiene el objetivo de eliminar la endometriosis. Es una cirugía conservadora, especialmente para las mujeres menores de 40 años que quieren ser madres. En los casos graves, se puede realizar la histerectomía (extraer el útero).

Endometriosis y sus complicaciones

El riesgo para la fertilidad es una de las mayores complicaciones de la endometriosis, ya que la enfermedad puede ser la consecuencia principal del exceso de tejido en los ovarios que bloquearía su correcto funcionamiento. Las cifras hablan de un porcentaje significativo de mujeres que tienen dificultades para quedar embarazadas si padecen o han padecido de endometriosis. El dolor causado por la enfermedad puede poner en peligro o disminuir la libido sexual. Por otro lado, el tejido uterino puede poner en peligro tanto la anidación del óvulo fecundado o formar quistes que impiden totalmente la fertilización. Por otra parte, la presencia de adherencias puede comprometer la liberación del óvulo y su paso en dirección del útero. La vías urinarias también pueden estar involucradas en la presencia de esta enfermedad: sangre en la orina o episodios de cólico renal pueden ser una situación de emergencia. Entre otras complicaciones, el sistema digestivo, lesiones en el recto o el intestino que causa sangrado rectal o estreñimiento; mientras que la obstrucción intestinal y peritonitis pueden ocurrir en casos raros. Por último, la ruptura de un quiste puede causar dolor extremo y requerir ayuda médica con urgencia.

Foto: © joshya – Shutterstock.com

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 28 de marzo de 2017 a las 01:55 por gslaura.
El documento «Síntomas, causas y tratamiento de la endometriosis» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.