Exantema vírico de manos, pies y boca: transmisión, síntomas y prevención

Agosto 2017


El exantema vírico de manos, pies y boca es una infección viral generalmente benigna que afecta al niño.

¿Cuáles son los principales síntomas? ¿Cómo tratar y prevenir esta enfermedad contagiosa?

El exantema vírico de manos, pies y boca: definición


El exantema vírico de manos, pies y boca es una enfermedad infecciosa que afecta a los niños, la mayoría de las veces benigna, causada por diferentes tipos de virus del género enterovirus (relativo al sistema gastrointestinal). El agente infeccioso mayormente responsable es el Coxsackie A virus. Esta enfermedad contagiosa afecta particularmente a los niños de 6 meses a 4 años de edad.

El exantema vírico de manos, pies y boca: las epidemias temporales


El exantema vírico de manos, pies y boca generalmente aparece en el marco de pequeñas epidemias.

El exantema vírico de manos, pies y boca: modo de transmisión, lugares de contagio


El enterovirus responsable del síndrome se transmite en contacto con el entorno o de persona a persona, por contacto directo o indirecto con los vectores siguientes:
  • Secreciones orofaríngeas (gotitas y transmisión aérea).
  • Secreciones nasales.
  • Heces.

La manipulación de objetos o de alimentos contaminados es a menudo el responsable de la transmisión del virus.

Los lugares donde se reúnen muchas personas son particularmente propicios a su transmisión:
  • Guarderías infantiles.
  • Cantinas.
  • Piscinas para niños.

El exantema vírico de manos, pies y boca: síntomas y evolución


La incubación dura de 3 o 6 días, período después del cual aparecen diferentes síntomas:
La aparición de pequeñas vesículas (granos rojos) en la palma de las manos y la planta de los pies con la forma de una erupción cutánea es el síntoma característico del exantema vírico de manos, pies y boca. Pueden ser acompañadas por lesiones en la boca.

Estas vesículas generalmente desaparecen entre 4 a 7 días.

El exantema vírico de manos, pies y boca: tratamiento


Es esencialmente sintomático y se basa en la toma de antipiréticos (antiinflamatorios no esteroideos) que permiten mejorar la comodidad del niño.

Los antisépticos pueden ser prescritos para desinfectar las lesiones como consecuencia de la erupción de las vesículas.

Prevención del exantema vírico de manos, pies y boca


La prevención se basa en medidas de higiene destinadas a limitar el riesgo de contaminación:
  • Lavado cuidadoso de las manos (después de ir al baño).
  • Desinfección de las superficies, los juguetes y los objetos al alcance de los niños enfermos.




Foto: Fotolia | © Dmitry Naumov

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 20 de diciembre de 2012 a las 17:05 por Carlos-vialfa.
El documento «Exantema vírico de manos, pies y boca: transmisión, síntomas y prevención» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.