Alergias a los productos provenientes de insectos

Agosto 2017


Productos derivados de insectos tienen cada vez más a adeptos. Algunos pueden provocar alergias o contener elementos que presentan reacciones cruzadas con otros alérgenos.

Los productos que provienen de abejas


Estos productos son consumidos frecuentemente por sus propiedades.

Los productos que provienen de las abejas son la miel, la jalea real, propóleos y la cera de abejas.

La miel que contiene polen, proteínas del cuerpo y del veneno de las abejas puede provocar manifestaciones alérgicas en las personas alérgicas al polen.

El propóleo que proviene de una mezcla de cera de abejas, de resina y de polen aporta oligoelementos y vitaminas.

Posee virtudes antisépticas, bactericidas, antivirales y antiinfecciosas y contribuye a reforzar las resistencias naturales del organismo especialmente en invierno.

El propóleo puede provocar una gingivitis, un eczema o ulceraciones en la boca.

La seda


La seda es secretada por las mariposas, las arañas y los gusanos.

Productos que provienen de cochinillas


Los productos que provienen de cochinillas son el carmín y la goma laca.
  • Carmín o E 120, puede encontrarse en ciertas bebidas, productos lácteos o confitería.
  • La goma laca es utilizada en cosméticos, la alimentación, en la industria de la madera y en medicamentos.

Saber más

Consulta también

Artículo original escrito por p.horde. Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 22 de enero de 2013 a las 16:04 por Jeff.
El documento «Alergias a los productos provenientes de insectos» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.