Anemia: causas, síntomas y diagnóstico

Julio 2017



La anemia se debe a un déficit de glóbulos rojos o de hemoglobina en la sangre. Tiene como origen diferentes patologías más o menos graves. A continuación explicaremos las causas, los diferentes tipos de anemias, los síntomas más comunes y el diagnóstico.

¿Qué es una anemia?


La anemia se caracteriza por la carencia de glóbulos rojos (hematíes) o de hemoglobina en la sangre, que tiene como consecuencia la perturbación del transporte de oxígeno.
  • Glóbulos rojos: células sanguíneas que aseguran el transporte del oxígeno.
  • Hemoglobina: proteína rica en hierro que es la principal constituyente de los glóbulos rojos.

Los 2 mecanismos de la anemia


Diferentes patologías o factores pueden explicar una anemia. Las anemias son de dos tipos, el déficit de producción de glóbulos rojos o la pérdida o la destrucción anormal de los glóbulos rojos.

Las causas de una anemia


Existen diferentes formas de anemias según la patología responsable.

En el caso de un defecto de producción de glóbulos rojos, las anemias pueden ser ferropénicas, aplásicas o megaloblásticas.

En caso de pérdida o destrucción anormal de los glóbulos rojos, las anemias son hemolíticas o causadas por una enfermedad crónica.

Entre las principales causas relativas a estas diferentes familias:
  • Déficit de hierro: debido a la influencia de ciertos medicamentos (toma prolongada de antiinflamatorios), al embarazo, a una alimentación pobre en hierro o a una mala absorción de hierro.
  • Anemia aplásica: en caso de que la médula ósea no produzca los suficientes glóbulos rojos (exposición a agentes tóxicos o leucemia).
  • Producción de glóbulos rojos deformados por déficit de vitamina B12.
  • Enfermedades autoinmunes, enfermedades hereditarias, infecciones y anomalías genéticas.
  • Enfermedades crónicas: cáncer, SIDA, enfermedades gastrointestinales y del hígado, enfermedades crónicas inflamatorias, etc.

Síntomas


La anemia se manifiesta por síntomas muy numerosos:
  • Pérdida de peso y/o de apetito.
  • Palidez (de la piel y de la tez).
  • Cansancio o somnolencia inexplicada, debilidad y pérdida de energía.
  • Cefaleas.
  • Vértigos.
  • Taquicardia.
  • Dificultad para respirar.
  • Trastornos digestivos.
  • Sangre en las heces.
  • Sed.
  • Disminución de la tensión arterial.
  • Uñas quebradizas.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Aumento del volumen del bazo.
  • Ictericia.

Diagnóstico de la anemia


El diagnóstico se realiza mediante un hemograma completo, un examen efectuado en base a un análisis de sangre.

El diagnóstico de la anemia es también orientado por la severidad de los síntomas clínicos evocados anteriormente. Varios exámenes y análisis médicos complementarios pueden ser realizados para detectar la causa sospechada: reticulocitos, hierro sérico, transferrina, ferritina, vitamina B12, vitamina B9 (folatos), etc.

Saber más



Foto: Istockphoto.com | © Jim DeLillo

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 12 de enero de 2013 a las 08:05 por Carlos-vialfa.
El documento «Anemia: causas, síntomas y diagnóstico» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.