Erisipela: contagio, síntomas y tratamiento

Julio 2017

La erisipela es una enfermedad de la piel muy fácil de reconocer debido al enrojecimiento de la zona afectada y por el fuerte dolor que provoca. Esta enfermedad requiere un tratamiento urgente.


Qué es la erisipela

La erisipela se caracteriza por la inflamación aguda de la piel debido a una enfermedad infecciosa causada por las bacterias Streptococcus y Staphylococcus Aureus.

La erisipela puede afectar a la piel del rostro, pero generalmente aparece en una pierna. Es una enfermedad de la piel muy dolorosa que debe tratarse de inmediato para que la infección no se propague a otras zonas del cuerpo.

La enfermedad de la erisipela es poco frecuente en niños, ataca principalmente a los adultos mayores de 40 años.

Qué causa la aparición de la erisipela

Ciertos factores favorecen la aparición de esta infección, los más comunes son las heridas de la piel o úlceras, los déficit de inmunidad, la falta de circulación sanguínea en las piernas o la diabetes.

Cuáles son los síntomas de la erisipela

Los enfermos de erisipela en el rostro experimentan dolor agudo, cara hinchada, roja y caliente y la aparición de un cordón que limita los bordes de la zona afectada. Los enfermos de erisipela sienten que la piel quema.


Sin embargo, la forma más común es la erisipela de la pierna. Esta variante de la enfermedad se manifiesta a través de temperatura corporal alta (39 ° C/40 ° C) y la aparición de placas o zonas eritematosas (placas rojas), de un edema o hinchazón de la pierna, así como de dolor intenso en la pierna donde la piel está enrojecida y brillante e inflamación de los ganglios linfáticos cercanos, incluyendo la ingle.

Cómo reconocer la erisipela

Los síntomas y las manifestaciones físicas de la erisipela, también denominada dermo hipodermitis aguda no necrotizante, permiten un diagnóstico fácil. Sin embargo, siempre se debe comprobar la zona afectada ya que puede tratarse de una deficiencia inmunitaria o de diabetes.

Las pruebas complementarias suelen ser innecesarias y generalmente indican un incremento del número de células blancas de la sangre (leucocitos), así como un aumento de la proteína PCR, una proteína específica de la inflamación. En casos raros, es importante saber si en una muestra biológica se detecta la presencia de un estreptococo. También es posible realizar una serología.

Cómo tratar la erisipela

El diagnóstico de la erisipela requiere un tratamiento urgente con la administración tanto de analgésicos como de antibióticos, los cuales actúan sobre los estreptococos, por ejemplo, la penicilina.

El enfermo debe guardar reposo absoluto en cama hasta la desaparición de los síntomas. El médico deberá controlar al enfermo en su casa todos los días si este no está hospitalizado.

No obstante, deberá contemplarse la posibilidad de ingreso hospitalario si aparecen complicaciones o no se detecta mejoría después de las 72 horas de tratamiento.

Cómo prevenir la aparición de erisipela

La prevención de las recidivas de erisipela se basa en sesiones de drenaje linfático que limitarán los trastornos circulatorios, así como el uso de cinturones, de vendas o medias de contención. Lo importante es luchar contra las zonas susceptibles que podrían dejar entrar en el cuerpo a los agentes patógenos (úlceras, heridas, lesiones por hongos).

Foto: © Kruglov_Orda - Shutterstock.com

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por DRA. MARNET. Última actualización: 13 de enero de 2017 a las 19:58 por gslaura.
El documento «Erisipela: contagio, síntomas y tratamiento» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.