Deshidratación en los bebes - Síntomas

Agosto 2017


Definición

El cuerpo humano está formado principalmente por agua (60-70% del peso corporal total). La deshidratación consiste en las pérdidas de agua no compensadas por el organismo. En el recién nacido (desde el nacimiento hasta los 2 meses) y en el bebé (desde los 2 meses a los 2 años), cuyo peso es bajo, la deshidratación puede tener consecuencias catastróficas y poner la vida en peligro.

Síntomas

La deshidratación puede estar provocada un calor intenso, diarrea, fiebre o vómitos importantes.
Se observará:
  • peso: es el primer signo que hay que vigilar y es indispensable para el control posterior; el niño se debe pesar siempre en la misma balanza si es posible y completamente desnudo;
  • sequedad de las mucosas: boca, lengua ... ;
  • ojos hundidos y huecos;
  • el estado general de la conciencia;
  • las constantes vitales como la frecuencia cardíaca y la frecuencia respiratoria que aumentan en caso de mala tolerancia a la deshidratación;
  • tiempo de llenado capilar: es el tiempo que tarda la piel en recuperar el color después hacer una presión durante unos pocos segundos (menos de 3 segundos);
  • el signo del pliegue: la piel se queda arrugada cuando se pellizca; este signo aparece tardiamente y sólo en casos de deshidratación avanzada.

Diagnóstico

Cuando se observan estos signos clínicos descritos se debe sospechar el diagnóstico de deshidratación.
La gravedad de la deshidratación se evalúa de acuerdo con el peso perdido por el niño (la pérdida de agua causa la pérdida de peso):
  • pérdida de peso <5% implica deshidratación mínima;
  • pérdida de peso entre 5 y 10%: significa deshidratación, pero requiere una estrecha vigilancia y, a veces, hospitalización;
  • pérdida de peso> 10%: deshidratación severa. El pronóstico vital está en juego.


La mayoría de las veces, no se requieren más exámenes. Sin embargo, a veces, se realiza un análisis de sangre.

Tratamiento

El tratamiento consistirá en rehidratar al niño. Cuando la pérdida de peso es <5%, rehidratar al niño a base de biberones es generalmente suficiente. En la Farmacia se pueden encontrar soluciones de rehidratación y se le darán al niño según su demanda. Más allá de una pérdida de peso del 5%, es preferible hospitalizar al bebé rápidamente, para rehidratarlo por vía intravenosa. Hay que actuar rápidamente, la muerte del niño puede ocurrir en cuestión de horas.

Prevención

La forma más eficaz para prevenir la deshidratación es que el bebé beba regularmente agua. Hay que ofrecerle biberones a menudo, sobre todo si hace calor o el niño tiene fiebre. Se debe actuar de la misma forma en caso de diarreas importantes. No dude en pesar al niño regularmente cuando sufra de vómitos o diarrea severa.

Consulta también

Artículo original escrito por Jeff. Traducido por DRA. MARNET. Última actualización: 20 de octubre de 2016 a las 17:04 por Carlos-vialfa.
El documento «Deshidratación en los bebes - Síntomas» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.