Metástasis óseas - Síntomas

Julio 2017


Definición


Las metástasis se definen por la localización de células cancerosas que provienen de un órgano situado a distancia, que han emigrado a través de la circulación sanguínea o linfática. También las conocemos con el nombre de tumores secundarios y cuando están presentes en múltiples órganos del cuerpo humano hablamos de cáncer generalizado. Los huesos son a menudo el sitio dónde se asientan las metástasis; incluso es el cuarto sitio más afectado por las metastásis después del pulmón, los ganglios y el hígado. Algunos tipos de cáncer provocan metástasis en los huesos con más frecuencia: cáncer de pulmón, próstata, de riñón, de mama y de tiroides. Entre los huesos más frecuentes dónde se localizan las metastásis encontramos los huesos planos como la pelvis o el esternón y los huesos largos como el fémur, el húmero o las costillas.

Síntomas


Las metástasis óseas pueden ser asintomáticas, es decir, cursar sin síntomas. A menudo se encuentran al realizar un estudio de extensión de un cáncer descubierto previamente. Otras veces, las metástasis óseas pueden causar dolor en relación con el hueso afectado. Otras circunstancias en las que podemos descubrirlas son por una fractura espontánea de un hueso (sin traumatismo) o en el marco de un traumatismo anormalmente débil; más raramente puede aparecer una tumefacción en el hueso.

Diagnóstico


Cuando se descubre un cáncer que habitualmente es conocido como proveedor de metástasis óseas, se realiza una gammagrafía ósea: es un estudio del esqueleto del cuerpo entero que permite descubrir anomalías en la fijación del marcador sobre ciertos huesos. Por otro lado, se pueden realizar unas radiografías de la zona sospechosa para completar el estudio. También se pueden hacer un escaner o más raramente una RMN. Ante la presencia de dolores óseos localizados sin que exista previamente un diagnóstico de cáncer, el primer exámen que se haces es generalmente una radiografía de esta zona. Una vez se sospecha el diagnóstico de metástasis ósea, se debe buscar el cáncer primitivo de esta metástasis, particularmente con una radiografía de los pulmones, ciertas dosificaciones biológicas como el antígeno específico de próstata o PSA, una mamografía y una ecografía de tiroides.

Tratamiento


El tratamiento de las metástasis óseas depende del cáncer primitivo, pero también de su extensión. Cuando está poco evolucionado según el chequeo de extensión y la metástasis parece ser única, se puede proponer una extirpación quirúrgica de la metástasis simultáneamente con el tratamiento del cáncer primitivo. Otra alternativa es la radioterapia. De todas maneras es posible cualquier alternativa como la quimioterapia, la radioterapia y a veces incluso los tratamientos hormonales.

Prevención


La prevención de las metástasis ósea se basa principalmente en la detección precoz de cualquier tipo de cáncer para evitar su extensión a otras estructuras.

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por DRA. MARNET. Última actualización: 11 de junio de 2013 a las 22:21 por Jeff.
El documento «Metástasis óseas - Síntomas» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.