Transpiración y confianza en sí mismo

Agosto 2017

Destinada a regular la temperatura corporal, la transpiración es un fenómeno normal, pero no agradable por eso. Si una situación estresante favorece el sudor, puede también provocar una angustia de no sentirse limpio.

Un fenómeno a veces mal percibido por otros


La transpiración implica la producción de sudor y a veces de malos olores. Este fenómeno es a menudo mal percibido por los demás. Esto puede ocasionar una baja autoestima en la persona.

Un estudio, realizado por el instituto GMI en enero de 2012, demostró que la mitad de las personas interrogadas temían a la transpiración en su vida social.

Algunas situaciones sociales que pueden propiciar el estrés y el sudor:
  • Tener una entrevista profesional.
  • Viajar en transportes públicos.
  • Realizar actividades físicas en grupo.
  • Conversación con la maestra de escuela de su hijo.


La disminución de la confianza en sí mismo puede explicarse por la aparición de angustias como:
  • Incomodar a las personas alrededor de sí.
  • Ser juzgado por su interlocutor.
  • Causar una mala impresión.

Un factor de estrés suplementario


El miedo de transpirar influye en el comportamiento y puede tener consecuencias desagradables tales como:
  • Sensación de molestia.
  • Disminución de la concentración.
  • Falta de espontaneidad.

La utilización de un antitranspirante permite evitar todo estrés suplementario. Ciertos productos que hay que aplicar por la noche, como Rexona Maxima Protección, estabilizan la transpiración y permiten sentirse fresco en cualquier momento del día.

Saber más


Consulta también

Artículo original escrito por p.horde. Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 2 de abril de 2013 a las 16:27 por Carlos-vialfa.
El documento «Transpiración y confianza en sí mismo » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.