La apendicitis y la edad acaban con la vida del dirigente comunista español Santiago Carrillo

DRA. MARNET - 18 de septiembre de 2012 - 21:43

La apendicitis y la edad acaban con la vida del dirigente comunista español Santiago Carrillo

Una operación de apendicitis que se complicó en el postoperatorio acabó con la vida del histórico dirigente comunista español, Santiago Carrillo Méndez, según informó ayer tarde su familia.

El histórico dirigente ha fallecido a los 97 años en su casa de Madrid, mientras dormía la siesta, según ha contado uno de sus hijos. Los restos mortales permanecen en su residencia y se prevé que sean trasladados a un tanatorio madrileño.



Fuentes familiares no han sabido explicar cuál ha sido la causa última del fallecimiento, comentado únicamente la edad que tenía y que se encontraba muy cansado. El exdirigente del PCE había sufrido en la última semana un empeoramiento en su estado de salud, después de que en los últimos meses tuviera que ser ingresado en diversas ocasiones. La última vez que Carrillo estuvo ingresado fue en julio, en el hospital Gregorio Marañón, a causa de un problema de riego sanguíneo del que se recuperó. Antes había sido operado de apendicitis.

Carrillo sufrió desde su retirada de la política siete ingresos hospitalarios, pero permaneció activo hasta el último momento con artículos periodísticos, nuevos libros y continuas apariciones públicas en conferencias, homenajes y tertulias radiofónicas. Además de las entrevistas que ha concedido y su participación semanal en un programa de radio, asistió durante los últimos años a numerosos actos públicos -conmemoraciones, conferencias y presentaciones de libros propios o ajenos, homenajes a personajes fallecidos...-, haciendo valer su condición de "jubilado de militancia, pero no del mundo de la política".

El veterano dirigente, nacido en 1915 en Gijón, anunció su retirada de la política en 1991 y, desde entonces, fue sometido a tres intervenciones quirúrgicas, que no le impidieron protagonizar una activa vida social incluso después de cumplir 95 años, en enero de 2010.

Apendicitis es la inflamación del apéndice, ubicado en el ciego, que es la porción donde comienza el intestino grueso. Normalmente los casos de apendicitis requieren de un procedimiento quirúrgico llamado apendicectomía bien por laparoscopia o laparotomía que no es más que la extirpación del apéndice inflamado. El tratamiento siempre es quirúrgico. En casos sin tratamiento, el índice de morbimortalidad es elevado, principalmente debido a complicaciones como la peritonitis y el shock séptico (véase: síndrome de respuesta inflamatoria sistémica - SIRS),1 en particular cuando el apéndice inflamado se rompe. La mortalidad asociada al proceso es baja salvo cuando aparece perforación libre y peritonitis asociada a shock séptico.
Aunque aparece en dibujos anatómicos de Leonardo da Vinci en 1500, no es hasta más adelante (1524 Capri y 1543 Vesalio) cuando se describe el apéndice como tal. El primer caso de apendicitis fue relatado probablemente por Fernel en 1554 en la autopsia de una niña de 7 años. Múltiples casos de apendicitis fueron hallados en autopsias posteriores. El primer abordaje quirúrgico conocido fue el realizado por Amyand en 1736. Operó a un chico con una fístula enterocutánea a través de una hernia inguinal, encontrando al disecar el saco herniario un apéndice perforado en su interior. Actualmente se denomina hernia de Amyand a aquella que contiene en su interior un apéndice incarcerado.