Las mujeres no siempre sienten los ataques cardiacos

DRA. MARNET - 7 de abril de 2014 - 12:00

Las mujeres no siempre sienten los ataques cardiacos

Lunes 7 abril 2014.- Un estudio detecó que las mujeres tienen síntomas distintos a los hombres al sufrir infartos, lo que dificulta su pronta atención. "Las mujeres no siempre tienen los mismos dolores que experimenta un hombre durante un ataque al corazón. Tienen toda una gama de otros síntomas que a veces no son fáciles de identificar, se confunden o tienden a ignorarse", dijo Pamela Stewart, investigadora de la Universidad Binghamton de Nueva York y una de las promotoras del estudio que tiene como objetivo crear conciencia sobre este problema en la población.
Bien conoce sobre el tema la doctora Mónica Acevedo, coordinadora de la campaña "Mujeres en rojo" de la Sociedad Chilena de Cardiología (Sochicar), que en los últimos años se ha dedicado a la misma tarea.
"Debido a la polisintomatología que presenta la mujer, se siguen diagnosticando más tarde. Desde que aparecen los síntomas, ellas suelen consultar en promedio una hora más tarde que los hombres".
Y aún la reacción en los centros de salud tiende a ser más lenta, en especial por lo inespecífico de los síntomas.
"De 40 a 50% de los casos, la mujer va a sufrir dolor al pecho, pero en 30% no hay dolor", dijo la especialista.

Mayor letalidad


Si bien los factores de riesgo de un infarto son los mismos que en los hombres, ellas mueren más: antes de los 60 años, los infartos son dos veces más letales que en los hombres.
En septiembre pasado, cuatro asociaciones médicas de cardiología informaron que una mujer mexicana se enferma más que el hombre del corazón y fallece principalmente de esta enfermedad.
Mariano Ledesma, presidente de la Asociación Nacional de Cardiólogos de México (ANCAM) precisó que 63.3% de las mujeres que murieron súbitamente, no sabían que tenían problemas del corazón.
El índice de mortalidad también es más alto en las mujeres con 10% a diferencia del hombre que es de 5.8%, informó Carlos Martínez, presidente de la Sociedad Mexicana de Cardiología.
"Durante gran parte de su vida ellas tienen una protección natural que les dan sus hormonas, pero con la menopausia eso desaparece y quedan expuestas", explicó el doctor Mauricio Fernández, cardiólogo de la Clínica Alemana.
Además otros factores, como hipertensión, sobrepeso, obesidad, colesterol alto, el tabaquismo y los antecedentes familiares juegan un rol importante.
"Son los problemas que se observan con más frecuencia en las mujeres infartadas" , precisó la doctora Acevedo.
Por ello es fundamental la prevención desde una edad temprana. Los cardiólogos prevén que de no haber una intervención importante, habrá un aumento de enfermedad coronaria en mujeres de 35 a 54 años.

Riesgo mayor


El riesgo de sufrir un problema cardiovascular en el plazo de 10 años es mucho mayor al que se pensaba, aun cuando se tenga un solo factor de riesgo, según una investigación publicada ayer por el New England Journal of Medicine, basada en el seguimiento de 250 mil personas durante un período de 50 años.
Por ejemplo, para mujeres de 45 años sin factores de riesgo cardiovascular, la posibilidad de sufrir un infarto cardíaco en su vida es de 4,1%. Si tiene dos o más factores de riesgo, aumenta a 30,7%. En los hombres sucede algo similar.
Fuente: www.DiarioSalud.net