Aumentar el consumo de fibra prolonga la supervivencia tras un infarto de miocardio

DRA. MARNET - 20 de junio de 2014 - 08:17

Aumentar el consumo de fibra prolonga la supervivencia tras un infarto de miocardio

Viernes 20 junio 2014.- Actualmente en España, la incidencia de infarto de miocardio (ataque de corazón) se estima en 200 nuevos casos cada año por cada 100.000 habitantes varones y 50 casos por cada 100.000 mujeres. En total se estima que cada año fallecen por esta causa unas 140.000 personas y 5 millones son hospitalizadas (lo que supone el 15% del gasto sanitario total del país).

De seguir este ritmo, según los expertos, en 2022 se alcanzarían los 523 y 232 casos por 100.000 habitantes respectivamente. Esto ha podido ser calculado por medio de un nuevo sistema predictivo denominado "Cassandra", que ha sido desarrollado por investigadores del Instituto de Investigaciones Médica del Hospital del Mar (Barcelona, España) .
Para situar el contexto español cabe reseñar cifras como las del conjunto de Europa donde se promedian unos 300 nuevos infartos por cada 100.000 habitantes y por año, en Japón no llegan a 100 nuevos casos y los estadounidenses se llevan la palma con 600 nuevos casos anuales por cada 100.000 habitantes.
Sin embargo, tal como informa el Instituto Nacional Estadounidense del Corazón, Pulmones y Sangre (National Heart Lung and Blood Institute), son muchas las personas que sobreviven a un infarto de miocardio agudo y viven una vida activa y plena con sólo realizar ciertos cambios en su estilo de vida :
.Llevar una dieta saludable
.Realizar actividad física moderada pero continua
.Dejar de fumar
.Tomar determinados medicamentos para controlar la presión arterial y el colesterol disminuyendo así el esfuerzo del corazón-
.Asistir a algún programa de rehabilitación cardiaca.
Dentro de las recomendaciones dietéticas que se les da a las personas infartadas, uno de los puntos clave es el de elevar el consumo de fibra dietética. Por ello, investigadores del Departamento de Epidemiología Nutricional de la Escuela de Salud Pública de Harvard (Boston, EE.UU.) han realizado un estudio encaminado a determinar el consumo de fibra recomendable para aumentar la supervivencia a largo plazo de las personas infartadas.
Fuente:www.DiarioSalud.net