La canela: ¿un tratamiento para la diabetes?

DRA. MARNET - 23 de junio de 2014 - 09:57

La canela: ¿un tratamiento para la diabetes?

Lunes 23 junio 2014.- Varias investigaciones tratan de identificar los beneficios que la canela puede aportarle a la salud. Algunos creen que podría ayudar a disminuir los niveles elevados de azúcar en la sangre así como brindar otros beneficios para la salud. De ser así, la canela podría ser una medicina natural para la diabetes. Aquí te contamos los estudios científicos hasta el momento y más detalles sobre la canela y la diabetes.

Luego de enterarse que tenía diabetes, Juan comenzó a buscar distintas alternativas que lo ayudaran a combatir el exceso de azúcar en su sangre para poder seguir consumiendo las pastas que tanto le gustan y los postres que le apasionan. Entonces, alguien le dijo que la canela ayuda a disminuir los niveles de glucosa en la sangre y Juan de inmediato empezó a incluirla en su dieta. Pero ¿realmente funciona?
Desde hace años, algunos estudios sugieren diferentes beneficios de esta planta en relación a la diabetes, sin embargo, las investigaciones desarrolladas a lo largo del tiempo y por distintos grupos de especialistas, demuestran resultados contradictorios y no logran ponerse de acuerdo.
Por eso, es importante que antes de únicamente incorporar a la canela a tu dieta para controlar tu diabetes, también consultes con tu médico. Ten en cuenta que, lamentablemente, todavía no existe una solución mágica que te permita controlar la diabetes y no es posible regular los valores de tus análisis de sangre si no haces cambios en tus hábitos alimenticios y en tu actividad física, y a veces, además de esto, se necesitan medicinas.
La canela es una planta aromática milenaria que a lo largo de la historia ha sido utilizada con diferentes fines medicinales. En particular, de los distintos tipos de canela que existen, se considera que la variedad conocida como canela cassia es la que contiene propiedades curativas.
Si bien sus efectos sobre la salud no han sido comprobados, muchos utilizan su uso medicinal, no sólo para reducir los niveles de azúcar en la sangre sino también para disminuir otras molestias como los vómitos, los gases (flatulencia), los espasmos musculares y estomacales, las náuseas, la diarrea, las infecciones, el resfrío común, la falta de apetito, la disfunción eréctil, las hernias, los problemas en las articulaciones, los síntomas de la menopausia, los problemas menstruales, el dolor del pecho, la presión arterial alta, los calambres, el cáncer y para evitar que los niños se orinen en la cama.
Quiero advertir que no estoy recomendando que lo uses para ninguna de estas condiciones. Estos son síntomas o signos que pueden representar condiciones o enfermedades serias que requieren un diagnóstico correcto y el usar canela u otras cosas en vez de tratar de determinar su causa para establecer el diagnóstico correcto lo antes posible, pueden llevar a complicaciones y causar más dolor y retraso en el tratamiento que realmente necesites.
Entre los principales beneficios de la canela para combatir la diabetes, se considera que podría tener la capacidad de:
. Mejorar la capacidad de regular el azúcar en la sangre
. Mejorar la efectividad de la insulina
Pero no todo lo que brilla es oro. Y no sólo los pacientes buscan nuevas alternativas para combatir la diabetes. Muchos investigadores interesados en este tema también pensaron que la canela podría ser una opción efectiva y trataron de encontrar datos confiables que permitieran confirmar estas aseveraciones para poder utilizarla como tratamiento en la consulta médica, ya que tanto las hierbas como los suplementos y los alimentos no requieren de los estudios rigurosos a los que se someten los medicamentos. Por eso diseñaron los estudios científicos necesarios.
Lamentablemente, los resultados de los estudios científicos hasta el momento no son similares a las aseveraciones, mientras que una investigación demostró que media cucharadita de té de canela por día podía ayudar a algunos pacientes con diabetes tipo 2 a disminuir sus niveles de azúcar en sangre, así como el colesterol malo (LDL) y el nivel total de colesterol; varios otros estudios encontraron que la canela no causó ninguna reacción y la diabetes siguió exactamente igual.
Además, hay otras advertencias que debes considerar si tienes diabetes y quieres tomar canela:
. Si tienes problemas hepáticos (del hígado), la canela puede empeorarlos.
. Como la canela puede bajar los niveles de azúcar en la sangre, debes tener cuidado si la tomas junto con otros medicamentos o suplementos que también tengan este efecto, como el ácido alfa lipóico, el melón amargo, el cromo, el fenogreco, el ajo, la castaña de la india o el ginseng siberiano.
. Ciertas formas en las que se comercializa la canela pueden contener un componente (el cumarú) que puede disminuir la capacidad de la coagulación de la sangre, lo cual puede ser peligroso.
Por todas estas consideraciones, la canela no está recomendada como suplemento para combatir la diabetes, ya que aún faltan evidencias o pruebas concretas que demuestren sus efectos positivos sobre la salud humana.
Por el momento, la mejor forma natural de combatir la diabetes tipo 2 es con una dieta sana y balanceada y haciendo ejercicio regularmente. No lo dudes más y comienza a cambiar tus hábitos o a seguir agregando conductas sanas a tu rutina diaria ahora mismo. Por otro lado, si te agrada la canela no hay inconveniente en que se la agregues a tus alimentos como condimento en las cantidades normales como siempre lo has hecho.
A la hora de tomar tu medicina, sigue las indicaciones que te haya dado tu médico. Recuerda que es muy importante que discutas todas las medicinas (recetadas o no recetadas), hierbas o suplementos que tomes. Todas tienen un efecto en tu cuerpo y sean naturales o no, pueden tener interacciones entre si y pueden tener efectos secundarios no deseados. Si quieres hacer algún cambio al respecto, no lo hagas sin antes consultarlo con tu especialista, él o ella te dirán cómo puedes mejorar tu tratamiento y qué alternativas pueden ser más apropiadas para ti y el manejo de tu diabetes.
Fuente: www.DiarioSalud.net