Aumenta el consumo problemático de cannabis entre los jóvenes de 14 a 18 años

DRA. MARNET - 26 de junio de 2014 - 09:59

Aumenta el consumo problemático de cannabis entre los jóvenes de 14 a 18 años

Jueves 26 junio 2014.- En los últimos años ha aumentado en España el consumo de cannabis problemático y "gravemente perjudicial para la salud" en adolescentes, que podría afectar ya a unos 83.000 menores de 14 a 18 años, que representan al 16 por ciento de los que lo han consumido en el último año y al 3,8 por ciento de todos los jóvenes de este grupo de edad, según datos del Plan Nacional sobre Drogas.

"Es obvio que tenemos un problema con el cannabis", según ha aseverado el delegado del Gobierno en la materia, Francisco Babín, durante su comparecencia en la Comisión Mixta para el Estudio del Problema de las Drogas que se ha celebrado en el Senado, en la que ha recordado que es la "segunda prioridad" del Ministerio de Sanidad en materia de drogas después del consumo de alcohol en adolescentes.
Según los datos de las últimas encuestas realizadas, el cannabis es la droga ilegal más consumida ya que actualmente el 26,6 por ciento de los adolescentes de 14 a 18 años la ha fumado en el último año.
Además, el consumo aumenta con la edad ya que, mientras que el 13,5 por ciento de los menores de 14 años dice haberlo probado, a los 17 años el porcentaje asciende al 43 por ciento, siendo la edad media de inicio de consumo los 14,9 años.
Y en un porcentaje de casos cada vez mayor su consumo comienza a ser "problemático", según Babín, lo que "aumenta la propensión a desarrollar problemas de salud, dependencia y consumos abusivos que acaben dificultando su día a día".
En concreto, son consumidores problemáticos aquellos que en test diagnósticos contestan afirmativamente al menos en cuatro ocasiones cuando se les pregunta si han fumado cannabis antes del mediodía, estando solos, si han tenido problemas de memoria al hacerlo, si alguien de su entorno les ha recomendado reducir su consumo, si lo han intentado sin conseguirlo o han tenido problemas como consecuencia del mismo.
"Cada vez hay más evidencia de que su consumo no es inocuo", ha reconocido Babín, ya que está demostrado que causa daño neuronal en diferentes áreas cerebrales, alteraciones de la memoria y el aprendizaje, multiplica por cinco el riesgo de psicosis y puede generar adicción en hasta un 10 por ciento de los que la prueban y en hasta un tercio de los que la consumen actualmente.
También causa un aumento de la siniestrabilidad víal y un menor rendimiento académico. No en vano, las últimas encuestas muestran que los adolescentes que la consumen tienen más riesgo de repetir curso (44%, frente al 27,9% de los que no consumen) y tienen el doble de suspensos (13,5%, frente al 6,3% de los que no la han probado).

MÁS TRATAMIENTOS DE DESINTOXICACIÓN


Prueba de este aumento del consumo problemático es que el cannabis está protagonizando ya el 93 por ciento de los tratamientos de desintoxicación que se inician cada año en menores.
Y en términos generales, está cerca de ser la primera sustancia de demanda de tratamientos "muy cerca ya de cocaína", que protagoniza el 42 por ciento de los tratamientos de desintoxicación, mientras que el cannabis lo es del 39 por ciento de los tratamientos. Además, en cinco años se han duplicado los nuevos tratamientos, pasando de los 4.100 de 2006 a los 9.700 de 2011.
El responsable del Gobierno en materia de drogas ha atribuido ese mayor consumo a la accesibilidad a esta droga, en parte por que España es una "plataforma de lanzamiento" y está en las rutas de distribución del cannabis a diversos países.
Esto hace, según ha precisado, que se pueda adquirir "con precios bajos y en concentraciones altas". De media, el gramo de hachís cuesta en Europa entre 3 y 18 euros, pero en España la media son 5,9 euros. Y en el caso de la marihuana, tenemos "la más barata de Europa", ya que el gramo cuesta unos 5 euros cuando en Europa los precios están entre los 5 y 24 euros.

GRUPOS DE INTERÉS QUE INTENTAN "BANALIZAR" SU CONSUMO


Además, el delegado del Plan Nacional sobre Drogas ha pedido "no banalizar su consumo" como están haciendo algunos "grupos de interés interesados en conseguir un mercado lucrativo", como ha sucedido en algunos países con su legalización con fines terapéuticos o en algunas comunidades con los clubes de cannabis.
Según Babín, en España no hace falta más legislación para regular el cannabis y recuerda que en algunas regiones de Estados Unidos donde se ha despenalizado su uso con fines terapéuticos el consumo ha crecido un 150 por ciento, al tiempo que "también ha aumentado la actividad delictiva cuando se esperaba lo contrario".
En cuanto a los clubes de cannabis que se están promoviendo en algunas comunidades, avisa de que "contribuyen a un aumento de consumo problemático" y recuerda que "no están amparados por la legislación" por el mero hecho de constituirse como asociaciones. Asimismo, insiste en que su proliferación en algunas comunidades es un "proceso muy peligroso y no inocente" que "está dirigido por los que quieren hacer negocio".
Por otro lado, el responsable del Gobierno en materia de drogas ha negado que se pueda estar produciendo un repunte del consumo de heroína durante la crisis y ha avanzado que están trabajando en la futura ley contra el consumo de alcohol en menores, pero pide "tomarse con calma" el proyecto para alcanzar un mayor consenso y lograr que el proyecto salga adelante.
Fuente: www.DiarioSalud.net