Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob

DRA. MARNET - 8 de agosto de 2014 - 15:05

Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob

Viernes 8 agosto 2014.- Una prueba que se realiza a través de las fosas nasales podría diagnosticar con mayor rapidez y precisión la enfermedades de Creutzfeldt-Jakob (ECJ), una patología neurodegenerativa incurable y que causa la muerte, según un estudio realizado por investigadores estadounidenses e italianos.

Para la investigación, publicada en New England Journal of Medicine, se analizaron las muestras nasales de 32 pacientes con ECJ y de 43 participantes con otras enfermedades neurológicas o sin ninguna patología. El equipo de trabajo de la Universidad de Verona (Italia), dirigido por Gianluigi Zanusso, fue el encargado de desarrollar un nuevo procedimiento para la recogida de muestras de las neuronas olfativas conectadas al cerebro, accediendo por la parte interna de la nariz.
Una vez recogidas las muestras, en el laboratorio de Caughey en Montana (Estados Unidos), se analizaron, identificando a 30 pacientes con ECJ de los 31 que la padecían, con un 97 por ciento de acierto, y detectando resultados negativos en todos los pacientes que no presentaban la enfermedad, con un 100 por ciento de especificidad.
Hasta la fecha, un diagnóstico definitivo de ECJ requería la realización de pruebas de tejido cerebral que solo se podrían realizar una vez muerto el paciente o por biopsia. Por ello, una prueba de diagnóstico de fácil uso permitiría a los médicos diferenciar claramente las enfermedades causadas por priones de otras patologías del cerebro. "Este avance mejora notablemente la realización de las pruebas de diagnóstico para la ECJ, ya que las existentes hasta ahora eran menos fiables, más difíciles de tolerar para los pacientes y requerían más tiempo para la obtención de resultados", ha explicado Anthony S. Fauci, director de Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades infecciosas (NIAID, por su siglas en inglés).
Aunque no existe aún un tratamiento específico para esta enfermedad, mediante un diagnóstico más precoz y preciso, se podría avanzar en el desarrollo de nuevos procedimientos. Además, los autores del estudio afirman que una prueba capaz de identificar a las personas con diversas patologías priónicas podría ayudar a prevenir su propagación.
Fuente: www.DiarioSalud.net