Tratan la insuficiencia cardiaca con un estimulador de espina dorsal

DRA. MARNET - 8 de septiembre de 2014 - 10:47

Tratan la insuficiencia cardiaca con un estimulador de espina dorsal

Lunes 8 septiembre 2014.- Con el desarrollo de nueva tecnología en materia de salud, millones de personas con padecimientos del corazón podrán tener una mejor calidad de vida.

"Una de las contribuciones más importantes de nuestra investigación consistió en haber identificado una nueva tecnología para tratar a personas que padecen falla cardiaca terminal, de manera que se aprovechan los vínculos que existen entre el cerebro y el corazón, con lo que se genera una nueva oportunidad para explotar dicha relación en beneficio de las funciones cardiacas", señaló el doctor Guillermo Torre Amione, Rector de TecSalud, en relación a la investigación realizada en conjunto entre la Cátedra de Cardiología del Tecnológico de Monterrey (México) y el Hospital Metodista de Houston (EEUU).
En la investigación en la que participa un equipo de médicos de ambas instituciones médicas, se descubrió que al colocar en el paciente un dispositivo llamado "estimulador de la espina dorsal" se optimiza el funcionamiento del corazón.
El doctor Torre Amione enfatiza que hacer este tipo de procedimientos ha sido difícil a través del tiempo, "pero hoy ya hemos encontrado formas menos complejas de tratamiento que son perfectamente aplicables en los seres humanos; este trabajo de investigación nos ha convertido en punta de lanza de la medicina en México y a nivel internacional", comentó.
Entre los beneficios que se empiezan a reflejar una vez aplicado el tratamiento médico están: una mejor función del corazón, al disminuir las arritmias, los dolores de pecho, la fatiga y la falta de aire; la mejor prueba en la efectividad del tratamiento se ve reflejado en un significativo aumento en la calidad de vida del paciente y de su entorno familiar.
Este procedimiento se realizó por primera vez en 2009 a un paciente de Monterrey: al colocar el "estimulador de la espina dorsal" al paciente se observó una notable mejoría en el funcionamiento del corazón, reduciendo los síntomas de insuficiencia cardiaca, fatiga y dolor de pecho.
"El dispositivo consiste en electrodos que van conectados a un generador, que produce estímulos eléctricos hacia el electrodo, y éste se coloca en el espacio epidural, el cual se encuentra por arriba de la membrana que cubre el líquido cefalorraquídeo llamado también LCR, que es un líquido que actúa como cojín y que protege al cerebro y la médula espinal de una lesión.
Posteriormente, se colocan dos electrodos bajo visión directa a través de rayos X dinámicos, en los que a través de una aguja en forma percutánea se llega al espacio epidural para poder colocar el electrodo en la posición correcta", explicó el doctor Fernando Cantú, Director del Centro de manejo del Dolor del Hospital Zambrano Hellion.
Para que una persona sea candidata a la aplicación de este procedimiento, debe ser evaluada por un cardiólogo con el fin de determinar la gravedad de su padecimiento. Una vez que se realizó la revisión correspondiente y que el afectado no está en ningún otro tratamiento médico o quirúrgico, se considera como apto para colocarle este dispositivo.
La aplicación del "estimulador de la espina dorsal" es un procedimiento con una duración de 24 horas, aproximadamente. Se coloca el dispositivo y se realiza la programación para su funcionamiento; una vez completada la intervención, el paciente puede ir a casa.
Actualmente el procedimiento se encuentra en fase pre-clínica en pacientes con Insuficiencia cardiaca, y se han encontrado resultados alentadores.
Recientemente, como resultado de este innovador procedimiento, la prestigiosa revista European Heart Journal, una de las revistas más influyentes a nivel internacional en la especialidad de la medicina cardiovascular, publicó el estudio titulado "Spinal cord stimulation (SCS) is safe and feasible in patients with advanced heart failure: early clinical experience", realizado por el doctor Guillermo Torre-Amione, de la Catedra de Cardiología y Medicina Vascular de la Escuela de Medicina del Tecnológico de Monterrey, y del Houston Methodist DeBakey Heart & Vascular Center en Houston, TX.
Es el primero publicado en la experiencia humana con la utilización de este estimulador en pacientes para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca avanzada.
Fuente: www.DiarioSalud.net