El 90% de los casos de incontinencia urinaria femenina se pueden curar...

DRA. MARNET - 15 de septiembre de 2014 - 09:17

El 90% de los casos de incontinencia urinaria femenina se pueden curar...

Lunes 15 septiembre 2014.- La mayoría de las afectadas sufren los síntomas y no buscan consejo médico
Un diagnóstico correcto y un tratamiento adecuado pueden curar el 90% de los casos de incontinencia urinaria femenina, si bien la mayoría de las afectadas se resignan a sufrir los síntomas y no buscan consejo médico. Son las principales conclusiones del I Curso de Incontinencia Urinaria Femenina, celebrado en Madrid y organizado por el Hospital Moncloa y ASISA.
Se conoce como incontinencia urinaria a la pérdida involuntaria de orina por la uretra, que provoca al paciente un problema higiénico que, en muchas ocasiones, limita las relaciones sociales. Hay diferentes causas y tipos de incontinencia urinaria y cada una de ellas requiere tratamientos específicos que pueden basarse en medidas higiénico-dietéticas, en tratamientos farmacológicos, en la rehabilitación del suelo pélvico, en el apoyo psicológico o en el empleo de las técnicas quirúrgicas.
Los profesionales reunidos en Madrid han indicado que la incontinencia puede manifestarse a cualquier edad y en ambos sexos, pero es más frecuente en las mujeres, ya que afecta a un gran porcentaje de la población femenina mayor de 35 años. Diferentes estudios europeos calculan una prevalencia de la incontinencia urinaria de entre el 12% y el 22% en mujeres mayores de 40 años y del 30% a más del 50% en mujeres mayores de 70 años.
El progresivo envejecimiento de la población provoca que la incontinencia urinaria tenga una incidencia creciente. "Con el paso de los años, los tejidos se debilitan y las alteraciones neurológicas comienzan a desarrollarse, por eso es importante que los pacientes soliciten consejo médico", recomiendan los participantes en esta jornada.
Los médicos que han tomado parte en esta primera edición del curso destacan que la incontinencia urinaria se ha convertido en uno de los grandes problemas sanitarios del siglo XXI, una complicación que afecta en España en diferente medida a más del 5% de las personas adultas. A este respecto, apuntan que la coordinación entre los profesionales sanitarios es fundamental para poder ofrecer a los pacientes un tratamiento específico que les permita mejorar su calidad de vida.
Fuente: www.DiarioSalud.net