Las proteínas vinculadas al alzhéimer se propagan como una epidemia

DRA. MARNET - 25 de noviembre de 2014 - 09:41

Las proteínas vinculadas al alzhéimer se propagan como una epidemia

Martes 25 noviembre 2014.- Investigadores del Instituto Neurológico de Montreal se inspiran en un modelo matemático para explicar cómo se extienden unas proteínas mal 'plegadas' que se asocian al envejecimiento y a dolencias neurodegenerativas.

Una investigación publicada en PLOS Computational Biology y liderada por el científico cubano Yasser Iturria Medina, investigador del Instituto Neurológico de Montreal,Canadá, describe de forma matemática la propagación de las proteínas mal plegadas, que se relacionan con el envejecimiento y enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer. El modelo es similar a la propagación de enfermedades epidémicas en la sociedad.

Según explica Iturria, si las proteínas mal plegadas no pueden eliminarse de una región cerebral, comienzan a reproducirse y a propagarse a regiones vecinas o anatómicamente conectadas. "En cierto sentido, y como demuestra nuestro estudio, siguen un patrón muy similar a la propagación de las enfermedades infecciosas en una población de individuos inicialmente sanos", señala el investigador cubano. Igual que el foco infeccioso inicial se extiende a través de contactos sociales, estas proteínas lo hacen por contactos nerviosos.

En definitiva, las proteínas mal formadas pueden propagarse de unas regiones cerebrales a otras siguiendo la red de conexiones nerviosas. "Este modelo se inspira en la forma en que han sido estudiados hasta ahora los procesos epidémicos; para ello, hemos introducido también nuevos conceptos en el campo de la conectividad cerebral", indica. Un ejemplo de ello es la distancia anatómica efectiva entre dos regiones, equivalente al número de contactos sociales comunes entre dos personas, del cual depende que estas entidades (regiones o personas) puedan transmitirse entre sí agentes infecciosos.

El 'viaje' de las proteínas

Este estudio se apoya en evidencias experimentales recientes que demuestran que las proteínas malformadas pueden viajar de unas células a otras, ya sea por el interior de las fibras nerviosas, o incluso siguiendo el movimiento de los fluidos extracelulares.

Aunque las proteínas mal plegadas no son la única componente patológica en los procesos de neurodegeneración, "el control de la mismas ayudaría a su vez a atenuar otras causas interrelacionadas", opina el investigador. El artículo sugiere que es necesario prestar más atención a los problemas para limpiar estas proteínas y tratar de combatirlos.

Los científicos del centro canadiense pretenden extender el modelo propuesto al análisis de otros factores patológicos. "Se sabe que factores vasculares, funcionales y metabólicos, entre otros, interactúan de forma continua con las proteínas mal formadas y contribuyen de forma decisiva a la neurodegeneración", agrega Iturria Medina, así que "caracterizar y entender estas interacciones complejas representa nuestro próximo paso", concluye.
Fuente: www.DiarioSalud.net