Mayor riesgo de asma para el bebé si antes de la concepción el padre fumó

DRA. MARNET - 26 de noviembre de 2014 - 14:00

Mayor riesgo de asma para el bebé si antes de la concepción el padre fumó

Miércoles 26 noviembre 2014.- Aunque un hombre no fume durante el embarazo de su mujer a fin de evitar perjudicar la salud del futuro hijo o hija de ambos, si antes de dejarla embarazada fumó mucho, puede ya haber causado que el bebé afronte un mayor riesgo de sufrir asma. Esta es la inquietante conclusión a la que se ha llegado en un estudio reciente.

Esta investigación, cuyos resultados se han presentado en un congreso internacional de la European Respiratory Society (Sociedad Respiratoria Europea) celebrado en la ciudad alemana de Múnich, es la primera realizada sobre individuos humanos en la cual se analiza el vínculo entre el hábito de fumar de un padre antes de la concepción y el riesgo de que su bebé sufra asma. Este hallazgo se suma a la creciente cantidad de evidencias aportadas por estudios hechos con animales y que sugieren que la exposición del padre al tabaco antes de la concepción puede perjudicar la salud de sus hijos.
El equipo de la Dra. Cecile Svanes, de la Universidad de Bergen en Noruega, analizó el alcance del hábito de fumar en más de 13.000 hombres y mujeres mediante un cuestionario. Los investigadores estudiaron el vínculo con el tabaco tanto en madres como en padres, analizando la cantidad de años que una persona había fumado antes de concebir a su bebé, la incidencia de asma en los niños y si el padre había dejado de fumar antes de la concepción del bebé.
Los resultados han mostrado que el asma no alérgico (sin alergia al polen) era significativamente más frecuente en aquellos niños cuyo padre había fumado antes de concebirlos. Este riesgo de padecer asma aumentaba si el padre había fumado desde antes de cumplir 15 años de edad, y este riesgo crecía conforme aumentaba el tiempo en que había estado fumando de manera habitual. Los investigadores no observaron vínculo alguno entre el asma de un niño y el hábito de fumar de su madre antes de concebirlo.



Tal como aventura la Dra. Svanes, a la vista de estos inquietantes resultados, cabe plantearse que quizá la salud del bebé también podría verse influida por la exposición del padre o la madre, antes de la concepción, a otros tipos de contaminación del aire.

Fuente: www.DiarioSalud.net