Adelgazar durante la menopausia disminuiría la masa ósea

DRA. MARNET - 26 de diciembre de 2014 - 10:09

Adelgazar durante la menopausia disminuiría la masa ósea

Viernes 26 diciembre 2014.- Adelgazar durante la menopausia estaría asociado con una mayor tasa de pérdida de masa ósea en la cadera, sugirió un nuevo estudio a largo plazo.
Aún las mujeres bajo terapia hormonal "no están totalmente protegidas de esa reducción", dijo a Reuters Health la doctora Jane A. Cauley, de la University of Pittsburgh, en Pennsylvania, quien dirigió al equipo de investigadores.
La modificación del peso corporal provoca cambios de la densidad mineral ósea, publicaron los autores en The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism. Por ello, bajar de peso durante la menopausia sería de algún modo preocupante, dada la reducción de densidad ósea que provoca.
El equipo ya había identificado una elevada pérdida de densidad mineral ósea femenina en un programa de 18 meses para reducir el peso corporal (dieta reducida en grasas y aumento de la actividad física).
Ese estudio incluyó también mujeres a las que sólo se les recomendó hacer una dieta reducida en grasas (grupo de control).
Ahora, el equipo analizó la densidad mineral ósea y el peso corporal de 373 mujeres premenopáusicas no obesas, de entre 44 y 50 años, durante 78 meses.
En los 54 meses de intervención activa, el grupo de control aumentó 2,6 kilogramos (kg) de peso frente a los 0,4 kg que adelgazó el otro grupo.
No obstante, destacó Cauley, la tasa anual de pérdida ósea en la cadera era "seis veces mayor" en las mujeres que adelgazaron que entre las participantes que engordaron.
"En las mujeres que usaron hormonas durante la menopausia, la pérdida ósea fue más lenta (...) Pero si, además, estas mujeres hacían dieta, esa reducción se aceleraba", dijo Cauley.
Los investigadores estimaron una tasa de reducción ósea a cinco años de alrededor del 7 por ciento entre las mujeres que adelgazaron. "Este nivel de pérdida ósea estuvo asociado con un aumento del riesgo de fracturas", agregó Cauley.
Cuando los investigadores volvieron a evaluar a las participantes dos años después de la finalización de la intervención activa, hallaron diferencias pequeñas en el peso de los grupos y "generalmente nulas" en la densidad mineral ósea.
Cauley señaló que estos resultados no deberían desalentar a las mujeres a adelgazar, si así lo necesitan, dado que tener sobrepeso provoca una gran cantidad de enfermedades.
Con todo, la autora sugiere que las mujeres que hacen dieta para adelgazar deberían conocer las consecuencias potencialmente negativas que esto tiene sobre su salud ósea.
Fuente: www.DiarioSalud.net