Una sola lectura no puede evaluar el control de la presión arterial

DRA. MARNET - 30 de diciembre de 2014 - 09:27

Una sola lectura no puede evaluar el control de la presión arterial

Martes 30 diciembre 2014.- Investigadores señalan que antes de cambiar de fármacos antihipertensivos, los médicos deben tomar en cuenta múltiples lecturas Evaluar qué tan bien responde una persona a un medicamento para reducir la presión arterial amerita lecturas múltiples, sugiere una investigación reciente.
Con frecuencia, la presión arterial aumenta en las consultas con el médico, una afección que se conoce como hipertensión de "bata blanca", de forma que también se deben tomar lecturas en casa, señaló el autor líder del estudio, el Dr. Benjamin Powers, profesor asistente de medicina del Centro Médico de la Universidad de Duke.
"Recoger unas cuantas lecturas de la presión arterial en casa, cinco o seis, ayudará al médico a tomar decisiones mucho mejores sobre si la presión arterial está bajo control o no", comentó Powers.
Para el estudio, Powers y colegas evaluaron a 444 veteranos de EE. UU. con hipertensión. Alrededor del 90 por ciento eran hombres, con una edad promedio de 64 años. Todos habían sido diagnosticados unos diez años antes. Su presión arterial se consideraba fuera de control, aunque la mayoría tomaban varios medicamentos antihipertensivos. Si no se trata, la presión arterial alta puede provocar un accidente cerebrovascular.
El estudio comparó las lecturas de presión arterial tomadas en tres ambientes: en casa, en el consultorio médico, y en un ámbito de investigación clínica, al inicio del estudio, y nuevamente a los seis, doce y dieciocho meses. Los hallazgos aparecen en la edición del 12 de junio de la revista Annals of Internal Medicine.
Las medidas variaron ampliamente, encontró Powers. "Apenas un tercio fueron consistentemente categorizados como bajo o fuera de control en las tres medidas", apuntó.
Eso apunta a la importancia de obtener medidas múltiples en distintos ambientes, dijo Powers, quien también trabaja en el Centro Médico de Asuntos de Veteranos de Durham. Usar una sola lectura como base para recetar o ajustar medicamentos para la presión arterial podría poner a los pacientes que sufren de hipertensión de "bata blanca" en peligro, apuntaron los autores del estudio.
Se necesitaron hasta seis lecturas para obtener el mejor cálculo de la presión arterial real, dijeron los autores, y añadieron que los médicos deben hacer un promedio de los resultados.
Powers comentó que, en los últimos años, la monitorización de la presión arterial en el hogar ha ganado respeto. Alrededor del 43 por ciento de las personas con hipertensión usan monitores en el hogar, según la información de respaldo del estudio. Powers y colegas dijeron que sus resultados respaldan llamadas recientes para que se reembolse la monitorización de la presión arterial en el hogar.
"Creo que los pacientes deben esperar que los médicos tomen decisiones según la presión arterial en casa [además de otras medidas]", dijo.
Los que compran un monitor de presión arterial para el hogar deben hacer que lo validen en su consultorio médico en cuanto a la precisión, añadió Powers.
Se debe aconsejar a los pacientes que midan su presión arterial a distintas horas del día, y que se sienten y relajen cinco minutos antes de tomarla, explicó Powers. Anotó que se deben esperar variaciones.
Según el Dr. Joseph Diamond, director de cardiología nuclear del Centro Médico Judío de Long Island en Hyde Park, Nueva York, las lecturas de presión arterial quizás sean "la evaluación más frecuente que resulta en un cambio de terapia médica".
Aún así, el procedimiento con frecuencia tiene fallos debido a una mala técnica de medición, o mediciones insuficientes, lamentó.
"Este estudio confirma la necesidad de mejorar tanto la técnica de medición como el número de medidas que se obtienen de forma que una decisión terapéutica de iniciar o cambiar un medicamento se base en información más precisa", enfatizó Diamond.
En un editorial acompañante en la revista, el Dr. Lawrence J. Appel y colegas de la Universidad de Johns Hopkins escribieron que los hallazgos señalan a la necesidad de regulación en la evaluación de la presión arterial. "Ya es hora de tomarse las mediciones de la presión arterial en serio", redactaron.
Fuente: www.DiarioSalud.net