El efecto beneficioso de los arándanos sobre la salud cardiovascular

DRA. MARNET - 16 de enero de 2015 - 09:46

El efecto beneficioso de los arándanos sobre la salud cardiovascular

Viernes 16 enero 2015.- Una investigación reciente indica que en bastantes personas una simple taza de arándanos al día podría ser la clave para reducir la presión sanguínea y la rigidez arterial, asociadas ambas a enfermedades cardiovasculares.

Los resultados del estudio realizado por el equipo de Sarah A. Johnson, de la Universidad Estatal de Florida en Estados Unidos, sugieren que el consumo habitual de arándanos podría retrasar la progresión de la prehipertensión hacia la hipertensión, reduciendo por tanto el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
La investigación se hizo sobre mujeres postmenopáusicas. Johnson está interesada en comprobar cómo los alimentos funcionales, o sea los que tienen un impacto positivo en la salud más allá de la nutrición básica, pueden prevenir e incluso revertir problemas de salud, en particular en mujeres postmenopáusicas.
Las enfermedades cardiovasculares son la causa principal de muerte en Estados Unidos y en otras naciones. Este riesgo es aún mayor para las mujeres que han alcanzado la menopausia.
Durante un período de ocho semanas, se asignó aleatoriamente a 48 mujeres postmenopáusicas con prehipertensión e hipertensión de fase 1 a consumir arándanos o un placebo. Las participantes, mientras tanto, continuaban con su dieta habitual y sus ejercicios rutinarios.
Al principio del estudio, el equipo midió la presión sanguínea de las participantes y su rigidez arterial.
Al concluir las ocho semanas, las consumidoras de arándanos habían tenido en promedio una disminución de un 5,1 por ciento en la presión sanguínea sistólica, que es el número superior en las lecturas de tensión arterial cuando el corazón se contrae en el latido. También tuvieron una reducción del 6,3 por ciento en la presión sanguínea diastólica, el número inferior en las lecturas de la tensión arterial entre latidos.
Además, las consumidoras de arándanos experimentaron una reducción media del 6,5 por ciento en la rigidez arterial, en tanto que el óxido nítrico, un biomarcador sanguíneo conocido por estar implicado en el ensanchamiento de los vasos sanguíneos, se incrementó en un 68,5 por ciento.
Los hallazgos sugieren que la adición a la dieta de un solo alimento, el arándano, podría mitigar los efectos cardiovasculares negativos que a menudo se presentan como resultado de llegar a la menopausia.
Fuente: www.DiarioSalud.net