La vida no saludable causa 16 millones de muertes al año en el mundo

DRA. MARNET - 23 de enero de 2015 - 09:28

La vida no saludable causa 16 millones de muertes al año en el mundo

Viernes 23 enero 2015.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado este lunes de que se necesitan acciones "urgentes" para reducir el peso de las Enfermedades No Transmisibles (ENT) y evitar la cifra anual de 16 millones de personas menores de 70 años que mueren de forma prematura a causa de enfermedades cardíacas y pulmonares, accidentes cerebrovasculares, cáncer y diabetes.

"La comunidad mundial tiene la oportunidad de cambiar el curso de la epidemia de enfermedades no transmisibles", dice la directora general de la OMS, Margaret Chan, que presentó este lunes el informe sobre situación mundial en 2014 de las Enfermedades No Transmitibles.
"Invirtiendo solo entre uno y tres dólares por persona, los países pueden reducir las enfermedades y las muertes por ENT. En 2015, todos los países necesitan establecer objetivos nacionales e implementar acciones rentables. Si no lo hacen, millones de vidas se seguirán perdiendo demasiado pronto", advirtió.
El informe afirma que la mayoría de las muertes prematuras de las ENT son prevenibles. En este sentido, señala que de los 38 millones muertes consecuencia de las ENT en 2012, 16 millones o un 42% fueron prematuras y evitables.
La OMS asegura que este tipo de muertes prematuras pueden reducirse significativamente mediante políticas gubernamentales que reduzcan el consumo de tabaco, el consumo nocivo de alcohol, las dietas malsanas y la inactividad física, y favorezcan la asistencia sanitaria universal. A este respecto, señala como ejemplo que en Brasil la tasa de mortalidad de las ENT está cayendo un 1,8% por año, debido en parte a la expansión de la atención primaria de salud.
Asimismo, añade que se deben adoptar más medidas para frenar este tipo de enfermedades, especialmente en los países con ingresos bajos y medianos, donde las muertes por enfermedades no transmitibles están superando las de enfermedades infecciosas. En este sentido, el informe detalla que casi tres cuartas partes de todas las muertes por ENT (28 millones), y el 82% de los 16 millones de muertes prematuras, se producen en países de ingresos bajos y medianos.

Objetivo 2025

El objetivo de la OMS es reducir un 25 por ciento el número de muertes por enfermedades no transmitibles para 2025. Para ello, este estudio establece como metas la reducción en un 25 por ciento del riesgo de mortalidad prematura en las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la diabetes, las enfermedades respiratorias crónicas y, al menos, la disminución en un 10% del uso nocivo del alcohol. Además apuesta por una reducción del 30 por ciento en la ingesta media de sal y sodio.
Entre sus objetivos también aparece disminuir hasta el 30 por ciento el predominio del consumo de tabaco en personas de más de 15 años y un 25 por ciento la prevalencia de la hipertensión arterial de acuerdo con las circunstancias de cada país. Otras propuestas son detener el aumento de la diabetes y la obesidad y disponer del 80 por ciento de las tecnologías básicas asequibles y medicamentos esenciales, incluidos los genéricos, necesaria para tratar las principales enfermedades no transmisibles, tanto en las instalaciones públicas como en las privadas.
"Nuestro mundo posee los conocimientos y recursos para alcanzar objetivos globales de las ENT en 2025", indicó el doctor Oleg Chestnov, subdirector general de la OMS para Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental. "Si perdemos esta oportunidad para establecer objetivos nacionales en 2015 y trabajar en la consecución de nuestras promesas en el año 2025, habremos fracasado en abordar uno de los principales desafíos para el desarrollo en el siglo 21".
Entre sus recomendaciones, la OMS apuesta por la prohibición de todas las formas de publicidad del tabaco, la sustitución de las grasas trans con grasas polisaturadas, restringir o prohibir la publicidad del alcohol, la prevención de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, la promoción la lactancia materna, la implementación de programas de sensibilización pública sobre la dieta y la actividad física y la prevención del cáncer de cuello uterino mediante el cribado.
Fuente: www.DiarioSalud.net