La diabetes afectará a 366 millones de personas en 2030

DRA. MARNET - 2 de febrero de 2015 - 09:44

La diabetes afectará a 366 millones de personas en 2030

Lunes 2 febrero 2015.- Se estima que el 90% de los casos de diabetes tipo 2 es resultado de hábitos de vida poco saludables, según un estudio.
La diabetes afecta ya a 200 millones de personas en el mundo, y se vaticina que en el año 2030 afectará a 366 millones, con un aumento mayor en la población de 45 a 64 años, y en los países en desarrollo, afirmaron desde Fundación Lilly en la presentación del libro Type 2. Diabetes Mellitus.
"La diabetes está alcanzando proporciones pandémicas, siendo los países en vías de desarrollo los que presentan mayores incrementos. Ello resulta particularmente desastroso desde un punto de vista de salud pública al coincidir con problemas mayores de salud como los relacionados con las enfermedades infecciosas tales como la malaria, tuberculosis, y VIH/Sida, lo que duplica en ellos el sufrimiento", afirmó Sir George Alberti, del Imperial College de Londres, en el prólogo del libro.
Según advirtió el doctor José Antonio Gutiérrez, director de la Fundación Lilly y uno de los coordinadores de la obra, "a menos que se pongan en marcha acciones para prevenir la diabetes y sus complicaciones, el creciente aumento de su frecuencia, particularmente en aquellos países en vías de desarrollo, supondrá una muy elevada carga social y financiera, difíciles de soportar".
La diabetes tipo 2 supone entre el 85% y el 95% de todos los diabéticos, un porcentaje aún mayor en las regiones en desarrollo. "Alrededor de la mitad del gasto empleado en el tratamiento de la diabetes lo asume el de sus complicaciones, siendo las cardiovasculares responsables de la mayor parte. De hecho, tres de cada cuatro diabéticos fallecen de enfermedades cardiovasculares", explicó este especialista.
Por su parte, el profesor Manuel Serrano Ríos, catedrático de Medicina Interna, también coordinador del libro, señaló a las complicaciones macro y microvasculares (como la retinopatía o la nefropatía) y a la neuropatía diabética como "patologías asociadas de gran relevancia a nivel tanto de calidad de vida como socio-económico".
Además, añadió que también es conveniente "conocer la posible coexistencia de otros factores de riesgo como la citada obesidad, la hipertensión arterial o las dislipemias", ya que su coincidencia, que da lugar al llamado 'Síndrome Metabólico', supone un riego multiplicado de padecer complicaciones cardiovasculares, como el infarto de miocardio. El libro recoge también las evidencias científicas de la relación de la diabetes con la inflamación, el estado protrombótico o la disfunción endotelial, entre otros.
Los autores destacan que no se trata solo de una enfermedad, sino una colección de síntomas heterogéneos desde el punto de vista de su etiología y su patología. Esta consideración obliga, según indicó el profesor Serrano Ríos, "a abordarla olvidando el excesivo 'glucocentrismo' al que estamos habituados".
Tal y como detallan los autores, la mayoría de los casos registrados tienen su origen en un defecto progresivo de las células betas del páncreas en la segregación de insulina con mayor o menor resistencia periférica a la misma. Se estima que en el 90% de los casos este tipo de diabetes es resultado de la interacción multifactorial entre los hábitos de vida poco saludables.
Actualmente, y según recoge el libro, las investigaciones están dirigidas a conocer los mecanismos patofisiológicos genéticos, los factores intrauterinos y ambientales que favorecen la aparición de la diabetes tipo 2, "así como identificar las mejores medidas de prevención y los tratamientos más eficaces para su control", señaló el doctor Gutiérrez.
La prevención de la enfermedad, según los expertos, pasa por recuperar los mejores hábitos de vida, en particular una alimentación adecuada en nutrientes y calorías, y la práctica regular de ejercicio físico.
"El gran reto de diabetes tipo 2 es la prevención no farmacológica, sino basada en la identificación precoz de los pacientes en riesgo y una actuación temprana sobre el estilo de vida, los programas de actividad física y los aspectos psicosociales que rodean al paciente", concluyó el profesor Serrano Ríos.
Esta obra aporta puntos de vista novedosos que rompen con las ideas establecidas hasta la fecha en diabetes tipo 2 como una clasificación de la misma no basada en la edad. En su elaboración participaron 30 científicos de España, Europa, Estados Unidos y Australia, todos ellos de reconocido prestigio internacional en la materia.
Comentarios