Cambios ambientales causan incremento de alergias respiratorias

DRA. MARNET - 4 de febrero de 2015 - 14:20

Cambios ambientales causan incremento de alergias respiratorias

Miércoles 4 febrero 2015.- Las alergias respiratorias dejaron de ser un problema de salud propio de las épocas invernales y de mayor humedad, y han pasado a ser cuadros de alta incidencia en nuestra población a lo largo de todo el año, debido a factores relacionados a cambios climáticos, la ecología y polución ambiental de nuestras ciudades, que han incrementado la presencia de elementos "alergizantes" como los ácaros y los hongos.

Así lo sostuvo el Dr. Luis Tello Bernuy, docente de la Universidad Peruana Cayetano Heredia y Director del Centro de Pediatría y Alergia de Lima, quien precisó que el aumento de elementos "alergizantes" en nuestro medio ocasiona el incremento de alergias respiratorias, rinitis y asma.
Según el especialista para prevenir estas alergias es necesaria la reducción del nivel de elementos "alergizantes", como los ácaros, en el hogar, ya que muchos objetos caseros como alfombras, colchones, cortinas, almohadas y muñecos de peluche se convierten en hábitat de estos insectos imperceptibles a la vista.
Un colchón puede albergar hasta 1.5 millones de ácaros y en un metro cuadrado de alfombra se puede encontrar hasta 100 mil de estas diminutas criaturas, que son la principal causa de alergias respiratorias, rinitis y asma en el mundo.
"La presentación de alergia respiratoria durante todo el año se debería en primer lugar a factores que tienen que ver con cambios climáticos, ecología y polución ambiental de la ciudad, y la mayor cantidad de elementos alergizantes en nuestro medio", dijo al precisar que las alergias tienen un trasfondo genético.


Afecta rendimiento escolar y laboral

Luis Tello Bernuy también indicó que el porcentaje de rinitis o rinoconjuntivitis alérgica en la población urbana mundial se esta incrementando. Por ejemplo, según la Sociedad Española de Alergia e Inmunología Clínica, hasta un 76% de pacientes afectados por la rinitis además presentaban otros cuadros del tracto respiratorio. Incluso un 70% presentaba rinitis más inflamación conjuntival o conjuntivitis alérgica y un 30% presentaba además asma y/o urticaria.
Informó que múltiples trabajos han establecido que la rinitis entorpece la actividad diaria, dificulta la concentración y, por tanto, disminuye el rendimiento escolar y laboral. Un estudio de la Sociedad Española de Alergia, da cuenta que la mayoría de pacientes con rinitis alérgica reconoce que su enfermedad le impide desarrollar de forma normal actividades como trabajar, conducir o hacer ejercicio físico y perjudica sus momentos de ocio.
Una encuesta desarrollada con más de 1,300 pacientes reveló que el 62% de alérgicos reconoce que su rinitis dificulta su vida laboral y le produce problemas de concentración; el 32% dice perjudicarse a la hora de conducir; el 45% en el momento de hacer ejercicio físico, el 56% en sus ratos de ocio y el 40% sufre acentuación de los síntomas de estrés. "Aunque la rinitis alérgica no suele ser una enfermedad grave, altera la vida social de los pacientes y afecta al rendimiento escolar y la productividad laboral", dijo.

Reducir ácaros

El especialista indicó que los ácaros pueden reducirse con "acaricidas" que controlan y previenen la infestación de estos bichos en el medio ambiente, además de otras medidas como lavar la ropa de cama una o dos veces por semana, hervir por 15 minutos la ropa después del lavado y evitar en la habitación objetos que acumulen polvo: alfombras, persianas no lavables, peluches, libros, etc.
"El control de la cantidad de polvo en la habitación y la disminución de ácaros por los medios señalados y por otros validos y con respaldo científico, hace que la cantidad de ácaros en la habitación disminuya con la consecuente mejora de las alergias respiratorias del sujeto enfermo", precisó.
Dijo que "existen evidencias de que un buen control ambiental puede llegar a ser en algunos casos suficiente para el control de los síntomas de las alergias respiratorias, rinitis o asma".
Añadió que la sensibilización atópica y las enfermedades con patogenia alérgica tienen un indiscutible origen genético en la mayor parte de pacientes, aún cuando se sumen fuertes condicionantes ambientales. Las causas genéticas desempeñan el papel más importante, pero el contacto temprano con ciertos alérgenos (especialmente ácaros de polvo en casa, pelo de animal, polen, ciertos alimentos) son un factor de riesgo importante.
Fuente: www.DiarioSalud.net