Una inyección de hormonas para no perder la regla

DRA. MARNET - 18 de febrero de 2015 - 13:18

Una inyección de hormonas para no perder la regla

Miércoles 18 febrero 2015.- Son jóvenes, deportistas, delgadas... y, aparentemente, sanas; pero muchas atletas y bailarinas sufren los problemas de la delgadez en forma de infertilidad, amenorrea precoz o pérdida de masa ósea.
Una inyección a base de una hormona, la leptina, podría convertirse en el futuro en el tratamiento para estas pacientes si se confirman las investigaciones que esta semana publica la revista 'Proceeding of the National Academy of Sciences'.
Los primeros pasos de esta línea de investigación se dieron a conocer en el año 2004 en 'The New England Journal of Medicine' y las nuevas conclusiones siguen ratificando el papel que puede tener la leptina (una hormona que refleja el nivel de grasa acumulada por las células del organismo) en el tratamiento de la amenorrea hipotalámica.
Este trastorno es habitual en mujeres de muy bajo peso (deportistas de elite, pacientes con anorexia nerviosa, bailarinas...), que sufren una interrupción prematura de la menstruación, problemas de infertilidad y fracturas (a consecuencia de la desmineralización de los huesos). Se trata de la causa del 30% de los casos de amenorrea (pérdida de la regla) en mujeres en edad fértil.
Desde hace años, el equipo de Christos Mantzoros, de la Universidad de Harvard (EEUU), estudia el papel que juega la hormona leptina en la regulación de las hormonas reproductivas y la respuesta del organismo ante la carencia de nutrientes. Cuando las células grasas almacenan suficientes reservas de nutrientes, liberan leptina al torrente sanguíneo para indicar al organismo que está saciado (un mecanismo, de hecho, alterado en personas con trastonos del apetito).
En el caso de estas pacientes, sospechaba Mantzoros, "como ya observamos inicialmente en animales, los reducidos niveles de leptina a consecuencia de la desnutrición, juegan también un papel crítico en la regulación hormonal". Es decir, añade, "el organismo responde a la falta de nutrientes, dirigiendo las reservas energéticas de las células hacia la supervivencia en perjuicio de la reproducción".
Su ensayo se ha llevado de momento únicamente en 20 mujeres que habían perdido la regla hacía cuatro o cinco años, pero los resultados indican que van por el buen camino. Durante nueve meses, la mitad de ellas (entre los 18 y los 35 años) recibió una inyección diaria de una forma sintética de leptina (metreleptina), frente a las otras que sólo recibieron una sustancia inactiva a modo de placebo (ni médicos ni pacientes conocían qué estaban tomando en cada caso).
"Siete de las 10 mujeres tratadas recuperaron su menstruación" destaca Mantzoros, "y cuatro de éstas volvieron a ovular normalmente", se felicita el investigador. Una de ellas incluso llegó a quedarse embarazada a pesar del uso de anticonceptivos de barrera. Los investigadores admiten que en dos de los casos, la recuperación del periodo se produjo bastante avanzado el tratamiento, por lo que es difícil discernir si se debe a una respuesta a la leptina o al curso natural de este tipo de amenorreas.
Hoy por hoy, explican, el tratamiento para este tipo de amenorrea se basa en los estrógenos, combinados con un aumento de la dieta y un descenso del ejercicio. Por ello, la terapia con leptina parece una opción de futura segura y eficaz.
Fuente: www.DiarioSalud.net