Medicamentos que matan

DRA. MARNET - 19 de marzo de 2015 - 10:45

Medicamentos que matan

Jueves 19 marzo 2015.- El Departamento Alemán de Investigación de lo Criminal (BKA) ha dado el toque de alarma. En Europa y Estados Unidos se registra un fuerte incremento de medicamentos falsos o adulterados.
Desde hace años se informa sobre medicamentos adulterados que han cobrado la vida a muchas personas. Sin embargo hasta el momento este mercado criminal se concentraba preponderantemente en los países del llamado Tercer Mundo, en África, en Asia o en América Latina. Se trata de un mercado muy redituable con ingresos por cerca de 25.000 millones de dólares anuales.
Recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que se estima que cada año unas 100.000 personas mueren como consecuencia del consumo de los medicamentos falsos. Según estas estimaciones, el 10 por ciento de todos los medicamentos que se comerciaron en China eran falsificados. El caso de la muerte de 100 niños tratados con jarabe adulterado en Nigeria apenas tuvo mención en los medios de comunicación, lo mismo que el del ungüento para quemaduras comercializado en México, que en realidad era una mezcla de aserrín.

Reimportaciones ilegales

El problema aunque el mismo, tiene bases distintas en los países en vías de desarrollo que en los industrializados. En los países menos ricos los comerciantes aprovechan la escasez de medicamentos para vender sus productos falsos. En las naciones industrializadas el incremento se debe al comercio vía internet y la pronta ampliación de la Unión Europea.
El BKA y representantes de la industria farmacéutica advirtieron sobre un incremento veloz de la venta de medicamentos falsificados en Europa y Estados Unidos. Michaela Debus, del consorcio farmacéutico suizo Novartis, indicó que en la actualidad el 7 por ciento de todos los medicamentos que se comercian a nivel mundial son falsificados. En el caso alemán se registra un incremento de las reimportaciones ilegales. Hasta el momento se han descubierto tres medicamentos totalmente falsificados, pero producidos con los mismos agentes. No se conocen casos de enfermedad después de haber consumido estas "copias".

Gran potencial criminal

Uno de los grandes problemas a los que se enfrenta la industria farmacéutica europea es que las copias son técnicamente perfectas, especialmente las que vienen del este europeo. En este caso resulta muy difícil comprobar las consecuencias físicas de estos medicamentos.
Claus-Peter-Holz del BKA indica que el potencial que se abre con las nuevas tecnologías de comunicación y con el pronto ingreso de 10 nuevos miembros a la UE es enorme. Barbara Sickmüller de la Asociación Federal de la Industria Farmacéutica Alemana (BPI por sus siglas en alemán), cree que parte del auge del mercado de falsificaciones se debe a las grandes diferencias en los precios de los medicamentos. También los castigos un tanto tibios no espantan a la mafia de los medicamentos. Actualmente la ley prevé una pena de cárcel de un año para quien sea sorprendido por falsificar o adulterar un medicamento.
Fuente: www.DiarioSalud.net