Si tiene más de 40, puede sufrir disfunción eréctil

DRA. MARNET - 7 de mayo de 2015 - 10:25

Si tiene más de 40, puede sufrir disfunción eréctil

Jueves 7 mayo 2015.- Así lo determinó un estudio, según el cual más del 50% de los hombres de esa edad la padecen. Muy pocos reciben tratamiento.
La disfunción eréctil (DE) se caracteriza por la incapacidad permanente o recurrente de un hombre para alcanzar y/o mantener una erección suficiente para el desempeño sexual.

Como consecuencia, tiene un impacto negativo en los hombres, ya que afecta su autoestima, confianza en sí mismo y su calidad de vida.

Con frecuencia, la DE puede ser un síntoma de otras condiciones subyacentes muy importantes, que a veces coinciden con niveles bajos de testosterona. Se estima que en el 70% de casos diagnosticados de DE existen en forma concomitante otras alteraciones, como la hipertensión arterial, vasculopatías periféricas, las neurológicas, dislipidemias, diabetes, obesidad y el llamado síndrome metabólico .

Además, el uso de ciertas medicaciones (beta bloqueantes, antidepresivos, antipsicóticos, abuso de sedantes, diuréticos, finasteride, etc) y otras condiciones médicas como lesiones espinales y condiciones psicológicas como ansiedad por el rendimiento, miedo al fracaso, exigencias ante el acto, conflictos de pareja, fobias, culpa y depresión también pueden causar DE.

A pesar de los numerosos tratamientos disponibles, sólo un porcentaje muy bajo de los hombres que padecen esta condición recibe tratamiento. "Esto sugiere la necesidad de aumentar la conciencia sobre terapias en esta área, así como el diálogo entre paciente y médico", explicó el doctor Adrián Sapetti, Presidente de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana (SASH).

Las condiciones asociadas con el síndrome metabólico1, las enfermedades renales y las neurológicas representan el 70% de las causas de DE .

Actualmente cerca de 152 millones de hombres a nivel mundial, 16% en el rango entre 20 y 75 años, experimentan dificultades de erección. Un estudio latinoamericano mostró que más del 50% de los hombres de 40 años en adelante sufren algún grado de DE . Se ha comprobado que la incidencia de la DE aumenta con la edad; alrededor del 5% de los hombres de 40 años y entre el 15 y 25% de los hombres mayores de 65 años padecen de esta condición. A pesar de ello, sólo entre el 15%-20% buscan tratamiento.

Un estudio internacional evaluó, entre otras variables, las consecuencias en las mujeres de maridos con esta disfunción, y evidenció que ellas presentaban una disminución en el deseo sexual, en los niveles de excitación, orgasmo y satisfacción, en comparación con el estado anterior a la aparición de la DE de su pareja.

Actualmente se está realizando un nuevo enfoque en el manejo de la disfunción eréctil (DE), la deficiencia de testosterona y la combinación de condiciones asociadas con el síndrome metabólico1 (como la hipertensión, la diabetes, la obesidad y la dislipidemia). Existen estudios que demuestran la estrecha relación entre estas tres condiciones.

Como dato significativo podemos decir que cuando hay una baja de la testosterona y de la DHEA, además de producir DE y deseo sexual hipoactivo, también disminuye el efecto de los inhibidores de la 5-fosfodiesterasa, volviendo a ser efectivos cuando se realiza el reemplazo hormonal. Es por ello que resulta importante "comprender y encarar la salud del hombre maduro de una manera integral, que permita tratar, además de su DE, sus condiciones subyacentes y mejorar su calidad de vida" explicó el doctor y profesor Aksam Yassin, director del área de Urología del Hospital Segeberger Kliniken en Alemania.

"El tratamiento con inhibidores selectivos de la 5-fosfodiesterasa permite en la mayoría de los casos el alivio inmediato de los síntomas de la disfunción eréctil, mientras que el monitoreo de los niveles de testosterona ayuda a detectar aquellos pacientes que presentan un déficit y requieren de esta hormona para restaurar sus niveles hormonales. Creemos que la comprensión y tratamiento integral de estas condiciones médicas redundará en una mejor calidad de vida para los varones maduros," agregó Sapetti.
Fuente: www.DiarioSalud.net